edición general
17 meneos
149 clics

Lo que tapa la irrupción de Vox: el fracaso de Colón

Las derechas han sumado menos escaños que Ciudadanos en solitario en 2017. Cataluña ha firmado el sepelio de las derechas. Vox irrumpe en Parlament con 11 escaños; Ciudadanos ha registrado un revés de proporciones bíblicas con únicamente seis diputados, 30 menos que en 2017; y el Partido Popular continúa desangrándose perdiendo un escaño, quedándose en tres. La sonrisa de Santiago Abascal y su candidato, Ignacio Garriga, no son sino el maquillaje de una irrefutable realidad: el fracaso de la foto de Colón.

| etiquetas: catalunya , elecciones , foto de colón , derechas
Todo lo contrario. Colón fue el triunfo de la voxemia con dos tontos útiles a su izquierda (según miraba desde la grada).
#1 A mi tambien me parece hacerse trampas al solitario decir que sólo tienen 20 diputados los de la foto de Colón. Los votos concretos de este bloque que han ido a Illa han sido de voto útil, pero como consigan hacerles creer que el voto útil para las próximas elecciones será VOX, ya veremos cuántos diputados sacará el fascio.
#6 en realidad el bloque independentista saco 4 escaños más que el bloque españolista.
El PP tiene una oportunidad de oro para mostrarse como una derecha civilizada que sabe hablar sin gritar ni escupir bilis, cagar en su sitio y comer con la boca cerrada, lo que pasa es que los votos de la voxemia vienen del Pepé (que nadie se crea el cuento ese de los obreros hartos de dictadura lgtbi, feminazi y Cataluña) y esperan que vuelvan al redil pepero, por eso no marcan las distancias con VOX ni le afean su discurso de oligofrénico histriónico.
La derecha ha usado Cataluña como chivo expiatorio de todos los males, como arma arrojadiza contra sus rivales políticos y como blanco de su bilis para regozijo del votante 'nacional', con Ciudadanos como referente de esta actitud. Siempre fue así, pero el descaro de los últimos años quita cualquier credibilidad a quienes se presentaron ayer al parlament.
Los que querían derecha rancia original ya sabían a quien votar. Los naranjas y azules se han peleado por esos votos espantando a los moderados principalmente hacia el partido rojo, que al fin y al cabo de izquierda tienen poco...
Con 11 diputados de Vox en Cataluña, ya tenemos el circo servido. xD
Cuando veo esa foto me imagino una Gran Lluvia Dorada sobre sus bocas.
La subida de C's en 2017 no puede entenderse en el eje izquierda/derecha, eso no funciona así. La gente votó a Arrimadas en un contexto de máxima tensión del procés, justo después de una declaración de independencia, como un dique de contención al independentismo y no porque fuesen de izquierdas o de derechas.

Mucha de la gente que votó a C's en 2017 anteriormente votaba al PSC, y ahora han vuelto al PSC.
comentarios cerrados

menéame