edición general
37 meneos
101 clics

La lucha contra el terrorismo es no perder a la "segunda generación" de musulmanes

Lo hemos visto una y otra vez en países como Francia, Bélgica o Alemania. Y, según los datos preliminares, lo estamos viendo de la peor forma posible en Cataluña. Es el llamado "problema de la segunda generación", un problema que como reconoce el general Ballesteros presenta retos que, hoy por hoy, no sabemos cómo afrontar.

| etiquetas: terrorismo , sociedad , inmigración
O también, darles, a todos los adolescentes, una educación de todas las religiones que existen, hacerles leer libros de verdad [que no sean libros mágicos, ya sea la biblia, coran o torah o lo que sea] y darles a entender que no tienen porque seguir la religión de sus padres, porque están en un país libre.
#3 No entiendo porque hay que hacer eso. La religión debe de estar fuera de las escuelas, bastante tenemos con intentar expulsar a la católica.
Quien quiera creer en unicornios que se los pague el.
#7 vaya, mi comentario no está correcto, se me ha olvidado poner un "o"

El comentario era este:
O también, darles, a todos los adolescentes, una educación de todas las religiones que existen, o hacerles leer libros de verdad [que no sean libros mágicos, ya sea la biblia, coran o torah o lo que sea] y darles a entender que no tienen porque seguir la religión de sus padres, porque están en un país libre.

Mi intención con esto, es darles ver que existe otra cosa, la lectura de otras religiones les hace ver otros puntos de vista, y la de los libros de verdad, para que empiecen a pensar por ellos solos.
#7 Pues mira, yo que soy bastante ateazo pienso que uno de los mejores antídotos contra las supercherías es un conocimiento adecuado (y comparado) de las religiones. Por no hablar del innegable valor cultural de ese conocimiento sobre un hecho de tanta trascendencia, no sólo histórica y artísticamente, sino que aún hoy en día es imprescindible para hacerse una idea cabal del mundo.

Una cosa es dar catequésis en las escuelas, que obviamente no (y que es lo que s ehace ahora), y otra muy distinta seria dar hecho religioso (desde un enfoque antropológico y filosófico) e historia de las religiones.
#3 Vale, ¿y cómo se defienden ante las presiones de familiares, amigos y del ghetto donde viven?.
O lo que viene siendo, prohibir Imanes Salafistas y Wahabistas controlar lo que se dice en absolutamente todas las mezquitas.
#2 Y clérigos preconciliares en todas las iglesias.
#10 pues como no traigan robots para hacer el trabajo xD
La solución contra el terrorismo es prohibir los movimientos políticos y político-religiosos que vayan en contra de la libertad y el respeto a los demás como pasó con ETA y Batasuna. Cuando dejó de darle cobijo a ETA la sociedad vasca fue cuestión de tiempo que se fuesen a la mierda.
El problema es que este terrorismo no está localizado como lo fue el terrorismo vasco y necesita que esa prohibición venga de todos los países europeos u occidentales.
Resumiendo: si se quiere acabar con el terrorismo no se puede financiar a los países que lo mantienen comprándole petróleo o construyendo corbetas
#11 El artículo da en el clavo al terminar.

El islam aparece, en este caso, como el relato a través del que vehicular esos comportamientos radicales de la misma forma que el discurso revolucionario motivó el terrorismo europeo de los 60, 70 y 80.

Merece ir a portada.
#15 Eso es una chorrada como una casa. El artículo mismo reconoce que los hijos de chinos o sudamericanos no se hacen terroristas, y que los terroristas son mayoritariamente gente que no está en riesgo de exclusion y no tienen antecedentes (vamos, que hay cientos de miles o millones pasandolas más putas que ellos y no se ponen a matar gente). Ignorar el papel de la religion musulmana en esto es de tontos, o de pretender ocultarlo por tener algún interés en el asunto.
#4 Vale, acabas de descubrir lo que significa "segunda generación" xD
O al contrario, perderla bien lejos.
Tenemos perdida a una generación de ninis no vamos a tener perdidos a los hijos de los inmigrantes...
Es que no se trata de perder o no, no se les puede tratar de especial manera, no se debería, si somos un país aconfesional en el que todo el mundo es igual, estas distinciones no deberían existir. No deberíamos dejar caer a nadie, ya sea joven, viejo, rubio, calvo o discapacitado. El resto son escusas baratas. y si ellos no quieren ser tratados como los demás existenucjos países que piensan como ellos y allí tienen la puerta.
#1

Los asesinos eran tan catalanes como Puigdemont
#1 Eso ha pasado en España por permitir una segunda generación de fachas. Si hubiéramos puesto remedio a tiempo…
#9 Los fachas que tenemos ahora en España son unos aprendices si los comparas con los que mueven los hilos en muchos países musulmanes. Pero vamos, que para alguno la libertad es elegir la bota con la que le van a pisar.
No perder.... De vista, supongo
En Francia van por la cuarta y la lían gordisima, menos gilipolladas no hay peor ciego que el que no quiere ver.
comentarios cerrados

menéame