edición general
  1. @flekyboy gracias a la tecnología, los gilipollas tienen mil plataformas en las que expresarse, organizarse, compartir su pensamiento gilipollesco y acceder a cantidades ingentes de información que tergiversar y retorcer para servir a sus propósitos comunes de gilipollidad.

    Echo de menos cuando sólo podían dar la tabarra en el bar de su barrio, pintar gilipolleces en las puertas de los WC públicos o gritarte desde lejos mientras huías despavorido de ellos :-/

menéame