edición general
  1. Ayer o antes de ayer, Ayuso ({0x1f3b5} todo es Ayuso {0x1f3b6} ) dijo que iba a quitar la mascarilla obligatoria en los patios de los centros educativos porque "les debemos mucho a los niños". Supongo que aquí incluye a los de Secundaria, así que os voy a contar mi día de hoy:

    * alumnos por los pasillos con la mascarilla por debajo de la nariz,
    * alumnos por los pasillos (al comienzo de la hora de recreo) directamente sin mascarilla y comiendo sus megabocatas,
    * cero distancia de seguridad; vamos, ni de seguridad ni de inseguridad: cero centímetros entre unos y otros,
    * alumnos quitándose la mascarilla en clase para sonarse la nariz (porque ahora la moda consiste en hacer ver que se está resfriadísimo dado que estar resfriado implica que tienes mucha vida social (no me lo estoy inventando) y que por tanto sales mucho de juerga),
    * alumnos que, tras sonarse, no hacen ademán ni de echarse una puta gota de hidroalcohólico,
    * alumnos que se bajan la mascarilla, sacan su botella de agua con gran parsimonia, la abren, beben, miran al infinito unos segundos mientras tragan, vuelven a beber, cierran la botella, la guardan y, sólo entonces, vuelven a colocarse la mascarilla,
    * etc.
  1. @sacaelwhisky Uno podría pensar que los pobres se han despertado de un coma después de año y medio de pandemia. Pero no: se les recuerdan las normas de seguridad e higiene cada dos por tres. Y, como decía ayer, les importa una putísima mierda llevar contagios a sus casas, a casas de sus abuelitas, de sus abuelitos, de sus titos, de sus primos y del Papa si se pusiera por medio.
  2. @sacaelwhisky claro. Ella es la que va a enarbolar la bandera de la libertat, con sus pinturas de guerra en la cara.

    ¿Que esta disparando con munición de otros? Pue sí. Es la forma de actuar de las personalidades parasitarias y carroñeras.

menéame