edición general
  1. Hola buenas tardes.
    Me asomo por aquí para decir sólo que yo también soy rancio y además desaborido, que aunque pudiera parecer contradictorio no lo es. Ya lo decía mi amada Merceditas.
    Cuidaros.

menéame