edición general
  1. @JanSmite, date cuenta de que en mi anterior nota no me he centrado en la cuestión mujer que cuida y es conciliadora, hombre que es conflictivo (Benazir Bhutto, Margaret Thatcher, Hillary Clinton, etc, debían ser como eran porque estaban masculinizadas por el constructo social que etc etc etc), ni tan siquiera en las cosas del pseudo lenguaje.

    Me he centrado, ya que sobre el palabro se han vertido ríos de tinta, sobre la otra parte del discurso, la que ocupa más tiempo en el vídeo y sobre la que, sin embargo, no he visto que se haya hablado. Me he centrado en cómo se puede defender que se huye de lo identitario y de la discriminación lingüistica y tener de apoyo parlamentario a gente como ERC (en el vídeo habla además específicamente del diálogo Sánchez-Aragonés de septiembre).

    Y me he centrado en cómo puede Yolanda Díaz empaquetar todas las críticas a su discurso como derecha con carencias intelectuales. La incoherencia (y vacuidad) de Díaz en su primera intervención, y la prepotencia falaz* en su segunda intervención me dejan atónito.

    P.D.: * ahí Díaz ni concilia ni busca acuerdos
  1. @Aiarakoa ¿Conoces la iniciativa del Grameen Bank, que empezó allá por los '80? Es una institución de microcréditos que nació en Bangladesh para intentar sacar de la pobreza a la enorme población pobre del país.

    Sólo se los daban a mujeres. ¿Motivo? Los hombres no administran el dinero tan bien: mientras la mujer bangladesí ahorra, tiene cuidado con los gastos, porque sabe que su supervivencia y la de su familia puede depender de él, el hombre bangladesí es más impulsivo, apuesta, se lo gasta en bebida, en invitar a los amigos, se compra bienes que no necesita y que no puede mantener (aparatos electrónicos, motos/coches, casas…), etc.

    Otra de las condiciones es que el conjunto de mujeres de la comunidad que reciben microcréditos responda por todas, de modo que es casi como una unidad, unas cuidan de las otras, algo que no está en la naturaleza del hombre bangladesí.

    Pues la iniciativa fue un éxito, sacando de la pobreza a muchas familias, o al menos mejorando sus condiciones de vida.

menéame