edición general
  1. @rusadir @Cmenta Pues mi vecino Rafa y yo salimos a la calle a buscar el origen de la música. Eran del orden de las 12 de la noche, tardísimo para ellos. No demasiado lejos de nuestro piso vimos que el ruido venía de un ático, y había trasiego de gente entrando y saliendo. Preguntamos a los que entraban y salían y nos hablaron en árabe. No nos enteramos de nada, así que subimos, ¿qué podía salir mal?.

    Cuando llegamos arriba salió un muchacho de mediana edad y nos preguntó que qué queríamos. Dijimos que habíamos ido porque habíamos oído la música y nos invitó a pasar. Había una pedazo de boda por todo lo alto. Nos sentaron en una mesa, nos trajeron comida de varios tipos, bebida, se pusieron a hablar con nosotros y cuando llevábamos un rato y habíamos picoteado algo nos levantamos y nos fuimos.

    Ahora pregunto yo al respetable: ¿Alguna vez alguien se ha presentado de esa manera en una boda en la que vosotros habéis estado invitados? ¿Alguna vez habéis visto que hayan recibido a un extraño (extranjero para más señas) como hicieron con nosotros?

    De aquello hace unos 20 años y no se me ha olvidado.
  1. @rusadir Yo he estado en una boda en Marrakech, y si bien iba con unos marroquíes no nos había invitado nadie directamente. Flipé con la diferencia de las bodas de aquí: Los recién casados sentados en un "trono" como en una exposición por la que pasaban cientos de personas a felicitarles (y no debían conocer ni a la mitad, hasta nosotros les felicitamos como si les conociesemos de toda la vida), música en directo sin parar ("canciones" de hora y media), comida selfservice hasta hartarse y más... Nadie nos dijo ni pío, pese a que cantábamos a europeo a kilómetro, y evidentemente había muchísima gente que no debía conocer a los novios. En Marruecos la hospitalidad es totalmente diferente a como la conocemos aquí. Cuando me iba, después de más de 5 horas ahí, los novios no se habían movido de sus sillas y tenían una cara de desear salir pitando que daban penica.

    @rusadir @Cmenta
    1. @ᵒᶜʰᵒᶜᵉʳᵒˢ Claro, salir pitando para el xinguixingui xD xD xD xD

      Venga, os voy a contar qué es que en la boda te den el "pasaporte"

      El pasaporte es una bolsita con pastas y dulces que dan a las mujeres que han estado en una boda hasta altas horas de la noche. Hay que tener en cuenta que salvo que la boda sea de muy modernos (lo cual en Marrakech o Casa puede suceder pero no en Alhucemas o Tetuán por ejemplo) las bodas separan a los hombres de las mujeres. Entonces los maridos no alcanzan a saber si las mujeres están en la boda o han usado la excusa para irse por ahí de folliskeo con algún amante.

      Entonces si vuelven tarde a casa, traen una bolsita con pastas y dulces que solo han podido obtener de los novios a altas horas de la madrugada, probando así su "inocencia".

      Ni que decir tiene que me parece profundamente machista, porque ellos no necesitan el "pasaporte", pero algunas cosas por allí son así :-/

      @Cmenta

menéame