edición general
  1. @emegece en mi zona igual. El ciclo de vida del bosque mediterráneo lleva aparejados los incendios de forma natural. Cuando se aprovechaba la leña baja, se recogía el esparto, se soltaba al ganado a comer monte bajo y se arreglaban los cultivos, los incendios eran frecuentes (quema de rastrojos descontrolada, rayos), pero pequeños. Hoy en día, el monte abandonado es una cerilla con una mecha interminable. El resultado es que los incendios cada vez son más grandes y descontrolados.

    Los bomberos forestales se plantean incluso técnicas de "pastoreo de fuegos" para ir quemando poco a poco un volúmen de madera insostenible. Porque por el momento sólo apagan. Y apagar y apagar va acrecentando la leña disponible sin mantenimiento del monte. Y cuando no pueden apagar... menudos fuegos peligrosísimos se lían.

    @lamonjamellada

menéame