edición general
  1. @maria1988 la mia hace lo mismo, me cambiaria por cualquiera....
    Sera cosa de labradores, eso y ser unos gordos en potencia :ffu: :ffu: :ffu:
  1. @Limoncio Solo te digo que le encanta ir al veterinario. Mi anterior perra, nada más acercarnos a la clínica se ponía a llorar e intentaba huir. Esta, en cambio, entra siempre contentísima: ve gente nueva que le hace mimitos y se toma las pastillas como si fueran golosinas. Hasta encima de la camilla está moviendo el rabo; parece que ni le importan las vacunas con tal de tener luego una galletita.
    1. @maria1988 la mia de pequeña era así, y ahora las pastillas te las escupe como sospevhe que hay algo en la comida, y en el veterinario es una ansiosa, pero porqué en su locura infinita siempre quiere ir a jugar con otros perros, y los olores no ayudan, se pone nerviosa como una rata...

menéame