edición general
  1. @bonito los monopolios son más eficientes, la competencia lleva a duplicar recursos.

    Imagina que hubiera 20 empresas ofreciendo redes de metro alternativas, vaya caos, ¿no?

    El problema es que las empresas no rinden cuentas a nadie, por eso no se puede dejar que tengan un monopolio, porque aprovecharían esa posición dominante para exprimir a los consumidores, sacarles todo el dinero ofreciendo lo mínimo.

    Supuestamente esto no pasa con los Estados, pero sí pasa y la gente los critica por ello. ¿Por qué pasa? Por falta de democracia, transparencia y participación, por una especie de despotismo que se da cuando los políticos se sienten intocables, como hemos visto con el PPSOE.

    La diferencia es que los beneficios empresariales son parte constituyente de lo privado. El dinero negro en lo público y en democracia es un delito, que no debería ocurrir y se debe perseguir.

    Es una diferencia muy importante.

    @JanSmite

menéame