Cultura y divulgación
16 meneos
88 clics

Testimonios de hechos públicos y pasiones privadas en la Antigua Roma

Las pegadas de carteles electorales en Roma. Grupos de seguidores recorrían las calles para buscar los mejores «escaparates» donde estampar pintadas vendiendo las excelencias de su candidato o sacando los trapos sucios de sus adversarios. Si se tenía el beneplácito del propietario de las fachadas o paredes donde se iban a estampar las pintadas, se actuaba a plena luz del día e intervenían 2 voluntarios o personas contratadas: el dealbator (blanqueador), que era el encargado de pintar la pared de blanco y el scriptor.

| etiquetas: historia , roma , testimonios , elecciones
15 1 2 K 74
15 1 2 K 74
Si se tenía el beneplácito del propietario de las fachadas o paredes donde se iban a estampar las pintadas, se actuaba a plena luz

¿Cuantos habeis pensado en el "Romani ite domus"? :-D
comentarios cerrados

menéame