LITERATOS. Compartimos fragmentos.
1 meneos
19 clics

Ivo Andrić - Crónica de Travnik

Como tantos otros espíritus atormentados, quebrados y débiles, Daville descubrió, en medio de sus sufrimientos y vacilaciones interiores, un punto luminoso y constante: el joven general Bonaparte, vencedor en Italia y esperanza de los que, al igual que Daville, buscaban una vía intermedia entre el Antiguo Régimen y la emigración por un lado, y la Revolución y el terror por otro.
5 meneos
99 clics
Como se gesta un Demente (Novela autobiogràfica) Cap. 2

Como se gesta un Demente (Novela autobiogràfica) Cap. 2

Cuenta mamá Panchita que mucho antes de aprender a escribir yo ya dibujaba. Por muchos años, orgullosa de mi precocidad, atesoró el primer  dibujo que realizara cuando apenas tenía algo más de cuatro años de edad. El diseño consistía en una feliz mamá coneja empujando un cochecito en el que llevaba a sus dos conejitos bebés que levemente mostraban sus caritas sonrientes.  Mamá Panchita mostraba con jactancia aquel dibujito a cuanto visitante venía a casa. Pasaron algunos …
3 meneos
52 clics
Como se gesta un Demente (Novela autobiogràfica) Cap. 1

Como se gesta un Demente (Novela autobiogràfica) Cap. 1

No sé dónde estoy, no sé si esto es sueño o realidad, no sé cómo llegué aquí, ni siquiera sé exactamente quién soy pero se me han encomendado los roles de testigo y protagonista de lo que en estos extraños parajes ha sucedido y tengo la imperiosa misión de contarlo a quienes habitan el mundo de afuera, el que ellos dicen que es real más sólo soy un portador del mensaje… Quien me utiliza de mensajero es el que ha embarazado mi mente con estas visiones que debo narrar detalladamente...
4 meneos
86 clics

Calor de agosto

EN SAGRADA MEMORIA DE JAMES CLARENCE WITHENCROFT. NACIDO EL 18 DE ENERO DE 1860. FALLECIÓ REPENTINAMENTE EL 20 DE AGOSTO DE 190– «En la plenitud de la vida estamos en la muerte.» Durante un rato permanecí sentado en silencio. Después, un escalofrío me recorrió la columna vertebral. Le pregunté de dónde había sacado aquel nombre. —Oh, no lo he sacado de ningún sitio —respondió el señor Atkinson—. Necesitaba un nombre y …
5 meneos
136 clics

Francisco de Quevedo - A una nariz

Érase un hombre a una nariz pegado,    érase una nariz superlativa,    érase una nariz sayón y escriba,    érase un peje espada muy barbado;      era un reloj de sol mal encarado, érase una alquitara pensativa,    érase un elefante boca arriba,    era Ovidio Nasón más narizado.      Érase un espolón de una galera,    érase una pirámide de Egito, las doce tribus de...
2 meneos
76 clics

La joya de la corona - Paul Scott

 Miss Crane les miraba mientras cantaban. Formaban una orquestina harapienta. De niña aquel himno había sido uno de sus predilectos, y si lo hubieran cantado como lo cantaban los niños ingleses, con acompañamiento de piano o de órgano, como solían hacerlo en la escuela cochambrosa de su padre, es posible que la hubiese embargado un intenso sentimiento, o la añoranza y tristeza por un mundo perdido, un bienestar fenecido, una magia ya lejana. Pero no sintió abatimiento ni tampoco exaltación. Experimentó una …
2 meneos
90 clics

Los pazos de Ulloa. Emilia Pardo Bazán

Al acabarse el repecho, volvió el jaco a la sosegada andadura habitual, y pudo el jinete enderezarse sobre el aparejo redondo, cuya anchura inconmensurable le había descoyuntado los huesos todos de la región sacro-ilíaca. Respiró, quitóse el sombrero y recibió en la frente sudorosa el aire frío de la tarde. Caían ya oblicuamente los rayos del sol en los zarzales y setos, y un peón caminero, en mangas de camisa, pues tenía su chaqueta colocada sobre un mojón de granito, daba lánguidos azadonazos...
7 meneos
129 clics

El día a día de los acólitos del Gran Cthulhu

—Nosotros —dijo Wilf—, somos acólitos. —Del Gran Cthulhu —dijo Seth, con orgullo. —¿Ah, sí? —dijo Ben—. ¿Y eso en qué consiste exactamente? —Ahora invito yo —dijo Wilf—. Esperad —Wilf fue hasta la camarera y regresó con otras tres pintas—. Bueno —dijo—, ahora, técnicamente, consiste en poca cosa. La verdad es que el acolitar no es lo que se podría llamar un empleo laborioso en plena temporada de mucho trabajo. Eso se debe, por …
3 meneos
187 clics

Lazarillo de Tormes

En este tiempo vino a posar al mesón un ciego, el cual, pareciéndole que yo sería para adestralle, me pidió a mi madre, y ella me encomendó a él, diciéndole cómo era hijo de un buen hombre, el cual, por ensalzar la fe, había muerto en la de los Gelves, y que ella confiaba en Dios no saldría peor hombre que mi padre, y que le rogaba me tratase bien y mirase por mí, pues era huérfano. Él respondió que así lo haría y que me recibía, no por mozo, sino por hijo. Y...
6 meneos
160 clics

Patrick Süskind - El perfume

Cuando por fin se atrevieron, con disimulo al principio y después con total franqueza, tuvieron que sonreír. Estaban extraordinariamente orgullosos. Por primera vez habían hecho algo por amor.
7 meneos
109 clics

Charles Dickens - Oliver Twist

Entre los varios edificios públicos de cierta ciudad, que por muchas razones será prudente que me abstenga de citar, y a la que no he de asignar ningún nombre ficticio, existe uno común, de antiguo, a la mayoría de las ciudades, grandes o pequeñas; a saber: el Hospicio. En él nació-un día y año que no he de molestarme en repetir, pues que no ha de tener importancia para el lector, al menos en este punto del relato- el ser mortal cuyo nombre va antepuesto al título de este capítulo. Bastante …
2 meneos
103 clics

Dante Alighieri - La divina comedia

Bien puedo ver que anidas en tu propia luz, y que la desprendes por los ojos, porque cuando te ríes resplandecen; mas no quién eres, ni por qué te encuentras, alma digna, en el grado de la esfera que a los hombres ocultan otros rayos.
4 meneos
174 clics

Conocer el futuro

¿Era realmente posible conocer el futuro? No sencillamente adivinarlo. ¿Era posible saber lo que iba a pasar, con absoluta certidumbre y con detalle? Gary me había dicho que las leyes fundamentales de la física eran simétricas en el tiempo, que no había una diferencia física entre el pasado y el futuro. Dado eso, alguien podría decir «sí, en teoría». Pero hablando más en concreto, la mayoría respondería que no, a causa del libre albedrío. Me gustaba imaginarme esa …
4 meneos
160 clics

Vergüenza Torera

Montan la barraca y venga tiroriro Y toma traca y daca, y luego yo no he sido. Rosendo Mercado.
3 meneos
156 clics

El acueducto

Un día alguien le enseñó democracia a las piedras. Así fue como se hundió el acueducto. Ciudadela. Antoine de Saint Exupery.
2 meneos
129 clics

El Sueño de un Hombre Ridículo

Ignoro cómo pudo haber sucedido aquello, no lo sé, no lo recuerdo con claridad. El sueño sobrevoló milenios, dejando en mí únicamente la sensación de totalidad. Sólo sé que la causa del pecado fui yo. Igual que la espantosa triquina, como el átomo de la peste que contagia a países enteros, del mismo modo también yo contagié aquella Tierra, feliz y sin pecado antes de mi llegada. Aprendieron a mentir y les gustó, hasta ver belleza en ello. ¡Oh! Eso puede que ocurriera de un modo...
4 meneos
102 clics

El día que llegaron los marcianos

La profesora Mariano cortó un tallo y desmenuzó una de las flores. —Salicaria púrpura —admitió hoscamente—. Lythrum salicaria. Buena para nada. Nadie la come, y desplaza otras plantas. Écheme una mano. Sol la ayudó orilla arriba. —He visto abejas visitándolas en busca del néctar —dijo—. Y mariposas también. —Probablemente las pondrá enfermas. Y no pertenece a este lugar, Sol. Es extranjera aquí. Viene todo el camino desde alguna parte de …
6 meneos
124 clics

El Amor y la Locura

En el principio de los tiempos, cuando no existía nada. Cuando ni siquiera el tiempo existía porque nadie había inventado nada para llevarle la cuenta. Cuando el hombre todavía no existía, en mitad del universo estaban reunidos los vicios y las virtudes que más tarde poblarían a los humanos en mayor o menor medida. Y los vicios y las virtudes se pasaban todo el día discutiendo y peleando, sobre todo azuzados por la Ira y la Discordia. Y discutían sobre quién habitaría el cuerpo de los humanos, si los vicios …
3 meneos
57 clics

La Regenta – Leopoldo Alas Clarín

La catedral estaba sola. Las sombras de los pilares y de las bóvedas se iban juntando y dejaban el templo en tinieblas. Celedonio, el acólito afeminado, alto y escuálido, con la sotana corta y sucia, venía de capilla en capilla cerrando verjas. Las llaves del manojo sonaban chocando. Llegó a la capilla del Magistral y cerró con estrépito. Después de cerrar tuvo aprensión de haber oído algo allí dentro; pegó el rostro a la verja y miró hacia el fondo de la capilla, escu …
4 meneos
92 clics

En este país

«En este país...», esta es la frase que todos repetimos a porfía, frase que sirve de clave para toda clase de explicaciones, cualquiera que sea la cosa que a nuestros ojos choque en mal sentido. «¿Qué quiere usted?» -decimos-, «¡en este país!» Cualquier acontecimiento desagradable que nos suceda, creemos explicarle perfectamente con la frasecilla: «¡Cosas de este país!», que con vanidad pronunciamos y sin pudor alguno repetimos. ¿Nace esta frase de un atraso reconocido en …
3 meneos
64 clics

Luces de Bohemia - Valle - Inclán

Hora crepuscular. Un guardillón con ventano angosto, lleno de sol. Retratos, grabados, autógrafos repartidos por las paredes, sujetos con chinches de dibujante. Conversación lánguida de un hombre ciego y una mujer pelirrubia, triste y fatigada. El hombre ciego es un hiperbólico andaluz, poeta de odas y madrigales, MÁXIMO ESTRELLA. A la pelirrubia, por ser francesa, le dicen en la vecindad MADAMA COLLET. MAX: Vuelve a leerme la carta del Buey Apis. MADAMA …
5 meneos
145 clics

La posverdad y el salto de fe

Las historias falsas tienen una ventaja intrínseca frente a la verdad cuando se trata de unir a la gente. Si pretendemos evaluar la lealtad de grupo, hacer que la gente crea en un absurdo es una prueba mucho mejor que pedirle que crea la verdad. Si un gran jefe dice «El Sol sale por el este y se pone por el oeste», no se requiere lealtad al jefe para ovacionarlo. Pero si el jefe dice «El Sol sale por el oeste y se pone por el este», solo los verdaderos leales batirán palmas. De forma parecida, si todos los vecinos creen el mismo cuento...
4 meneos
135 clics

¿Enseñar a pescar?

Si un hombre se muere de hambre, puedes darle un pescado y podrá comer durante un día. Pero si le enseñas a pescar, pescará en tu lago o en tu mar y con el tiempo te matará de hambre llevándose toda tu comida.  Lo mejor es dejar morir a un hombre hambriento.  El agotamiento de los recursos es una mierda. Babylon 5.
3 meneos
68 clics

Plegaria a Dios

Señor, te odio con todo mi ser te ofrendé mi vida entera y me has abandonado otra vez. Me ahogas, salvas y hundes de nuevo en tu abismo; Impasible contemplas la agonía del orbe; ¡¿Qué tipo de prueba es esta que enfrentas al hombre?! ¡¿Siglos de sangre no bastan para saciar tu sadismo?! Ante tu soledad creaste este teatro Nos vestiste de dolor para divertirte con el llanto Nosotros, tus bufones, que bailamos sin …
5 meneos
295 clics

Manifiesto de Unabomber (XIII). Lo importante y lo trivial

67 De este modo, el proceso de poder se colapsa en nuestra sociedad a causa de una falta de finalidades reales y de autonomía personal en la persecución de dichas finalidades. Pero el proceso de poder se colapsa también por aquellos impulsos humanos que pertenecen al grupo 3: los impulsos que uno no puede satisfacer adecuadamente, sin importar cuanto esfuerzo haga. Uno de estos impulsos es la necesidad de seguridad. Nuestra vida depende de decisiones que otros toman; no tenemos control sobre estas decisiones e incluso ignoramos, frecuentemente, qué personas...
2 meneos
4 clics

Porque el Heavy Metal no es solo cosa de hombres, mujeres y viceversa

Curioso reportaje sobre un grupo de Facebook, denominado Metalero LGBT, con el que se reivindica la "salida del armario" del colectivo dentro de un género musical tan supuestamente machista como el del Metal.
2 meneos
2 clics

El Museo del Prado en un Instituto de Secundaria de Jaén

Una iniciativa preciosa a la vez que necesaria. El IES Sierra de las Villas, de la localidad jiennense de Villacarrillo, acaba de inaugurar una serie de espacios expositivos, dentro del propio edificio, con el objetivo de convertir el centro en una réplica del Museo del Prado (salvado enormemente las diferencias)
3 meneos
174 clics

Manifiesto de Unabomber (XII). Las regulaciones

64. Parece ser que para alguna gente, puede que para la mayoría, estas formas artificiales de consumar el proceso de poder resultan insuficientes. Un tema que aparece repetidamente en los escritos de las críticas sociales de la segunda mitad del siglo XX es la sensación de la falta de objetivos que aflige a buena parte de la sociedad moderna. (Esta falta de objetivos es frecuentemente llamada "anomic" o "vacío de la clase media"). Sugerimos que la llamada "crisis de identidad" es actualmente una búsqueda de un sentido del propósito,...
3 meneos
45 clics

Curiosa metamorfosis

La clase obrera se ha convertido en opinión pública, pero resulta la clase obrera tenía unos fines, y la opinión pública tiene otros. La nueva Edad Media. Alain Minc.
5 meneos
119 clics

Ben Clark - La vela

Y yo era del sol y el sol era bueno y yo era de las nubes y del mar y así estaba bien. Y tú eras el acero y la montaña y el tiempo consumido y el futuro.   Y yo era de las muelas bucaneras y de los huesos rotos y del parche del ojo vago y tú eras de las noches cuando se iba la luz; la vela amable y milagrosa tú, mi mundo mago.
7 meneos
276 clics

"Bondage"

Cuando nacieron nuestros padres los taparon con vendas y mordazas. Cuatro décadas después, les quitaron las vendas y las mordazas y les dijeron: Sois libres. Pero ellos ya no eran nada. Al nacer nosotros, no nos fue mucho mejor: bastó con saturarnos los ojos de imágenes y ensordecernos con palabras. Nos creímos libres. Ahora somos clase media. Patricio Rascón.
7 meneos
154 clics

Manifiesto de Unabomber (XI)

COLAPSO DEL PROCESO DE PODER EN LA SOCIEDAD MODERNA  59 Dividiremos los impulsos humanos en tres grupos: (1) aquellos impulsos que pueden ser satisfechos con un esfuerzo mínimo; (2) aquellos que pueden ser satisfechos, pero sólo con un esfuerzo serio; (3) aquellos que no pueden ser satisfechos adecuadamente, sin importar cuanto esfuerzo hagamos. Cuantos más impulsos haya en el tercer grupo, más frustración habrá en la sociedad, más cólera, y eventualmente derrotismo, depresión, …
8 meneos
65 clics

¿Cómo podemos creer en dragones?

Llegó un día en que el sol se oscureció a mediodía y el suelo tembló, y Judas hizo girar a los dragones sobre las poderosas alas y voló de regreso por encima de los mares furiosos. Pero cuando llegó a la ciudad de Jerusalén, halló a Cristo muerto en la cruz. En ese momento su fe tambaleó y durante los tres días siguientes la Gran Ira de Judas fue como una tempestad a través del mundo antiguo. Sus dragones arrasaron el Templo de Jerusalén y expulsaron a la gente de la ciudad y también …
7 meneos
46 clics

Obediencia o control

Como controlar lo que hacen los ordenadores requerirá cada día más y más esfuerzo, es muy posible que caigamos en la tentación de obedecerles en vez de controlarlos. Más relatos del Piloto Pirx. Stanislaw Lem
5 meneos
59 clics

Fameliars, Barruguets y Crespells - Leyendas y seres mitológicos de Ibiza

Podemos asegurar que Ibiza hay duendes, o les hemos visto en persona o hemos sido testigos de alguna de sus travesuras. Pero en la isla a los duendes se les llama de otra forma aunque su modus operandi es el mismo que el resto de su especie.  Los fameliars son pequeños y feos duendes que únicamente se pueden ver el día de San Juan desde el puente de Santa Eulalia. Justo ese mismo día nace una hierba fantástica que …
4 meneos
70 clics

Cien años de soledad - Remedios, la bella

Remedios, la bella, se quedó vagando por el desierto de la soledad, sin cruces a cuestas, madurándose en sus sueños sin pesadillas, en sus baños interminables, en sus comidas sin horarios, en sus hondos y prolongados silencios sin recuerdos, hasta una tarde de marzo en que Fernanda quiso doblar en el jardín sus sábanas de bramante, y pidió ayuda a las mujeres de la casa. Apenas habían empezado, cuando Amaranta advirtió que Remedios, la bella, estaba transparentada por una palidez intensa.  — ¿Te sientes …
8 meneos
156 clics

Manifiesto de Unabomber (X)

53 El hacinamiento, el cambio vertiginoso y la descomposición de las comunidades han sido ampliamente reconocidos como posibles orígenes de los problemas sociales, pero no creemos que basten para explicar la amplitud de los problemas que hoy vemos.  54 Unas pocas ciudades preindustriales eran muy grandes y estaban muy hacinadas, pero sus habitantes no parecían sufrir problemas psicológicos de parecida gravedad a los que padece el hombre moderno. Actualmente, todavía existen América áreas rurales que no están …
7 meneos
92 clics

Los griegos

Los griegos lograron grandes avances en la ciencia, en la técnica, en la filosofía y en la sociedad, llegando a esbozar un principio de democracia. Lo lograron todo menos unirse ante los espartanos y ante otras civilizaciones violentas. Y eso los aniquiló. El que lo consigue todo menos unir y cohesionar a su propia sociedad, puede parecer un triunfador, pero es la imagen viva del fracaso. Isaac Asimov. Cuentos completos
2 meneos
37 clics

La levitación

Levitación: capacidad de volar sin ayuda de ningún artilugio técnico. Es bien conocida la levitación de los pájaros, murciélagos e insectos. El lunes empieza el sábado. Boris y Arkadi Strugatski
5 meneos
109 clics

"El Pozo"

Mi hermano Alberto cayó al pozo cuando tenía cinco años. Fue una de esas tragedias familiares que sólo alivian el tiempo y la circunstancia de la familia numerosa. Veinte años después mi hermano Eloy sacaba agua un día de aquel pozo al que nadie jamás había vuelto a asomarse. En el caldero descubrió una pequeña botella con un papel en el interior. «Este es un mundo como otro cualquiera», decía el mensaje. de Luis Mateo Díez
« anterior123459

menéame