edición general

[ENG] Paul Krugman: "Y esta es la forma en la que cayó el Euro"

La austeridad es necesaria, qué duda cabe, si volvemos a ser un país solvente como cuando teníamos deficit cero o por lo menos reducimos el deficit a unas cantidades manejables, habremos recuperado nuestra soberanía. El problema es que la austeridad no basta, porque como hemos visto en Grecia, un ajuste brutal deprime tanto la economía que la recaudación se ve afectada y al final la capacidad para devolver la deuda es menor que al principio y no al revés. Por eso, y porque Italia es demasiado grande para ser escatada, creo que el BCE debe comprar deuda deuda pública de los países en apuros imprimiendo billetes.

Eso crea inflación sí, pero un nivel de inflación razonable es lo mejor que nos podría pasar ahora. Con el crédito congelado y la economía enfrentando una nueva recesión que creará más paro y contraerá aún más la demanda, podemos esperar un proceso deflacionista en Europa. El desapalancamiento (ir librándose de la deuda) con deflación es el peor de los escenarios posibles. Al bajar los precios (y los salarios), el peso de la deuda sube porque ésta se mantiene constante. Es lo que hemos visto en Japón, donde también tuvieron una burbuja de activos, y llevan 20 (!) años sin salir del pozo. Si el BCE compra deuda con dinero nuevo sin pasarse la inflación resultante irá desgastando poco a poco el valor de la deuda, y podría hacerse condicionado a que los países beneficiados aprueben planes de austeridad y Europa entera emprenda la senda de una mayor integración económica (impuestos armonizados, "eurobonos", gobierno económico europeo o incluso Estados Unidos de Europa), que es lo que necesitamos a medio plazo para que esto no vuelva a pasar.

En España, aparte de ahorar, necesitamos reformas que tiren del crecimiento. Nuestro mercado laboral tiene unas normas del Siglo XIX y nuestra tasa de paro e suna excepción en todo el mundo. Necesitamos un contrato único que acabe con la dualidad del mercado laboral. Ahora mismo tenemos a unos trabajadores sobreprotegidos y a otros a la intemperie (sobretodo desde que el Gobierno permitió encadenar sine die contratos temporales); esto introduce todo tipo de distorsiones en el mercado laboral. Los teporales, generalmente jóvenes, son carne de cañón, sustituibles, y las empresas no los valoran ni los forman como es debido. Los indefinidos con mucha antigüedad son casi indespedibles, y desde esa seguridad tienen una productividad inferior, y tampoco se reciclan ni crecen como profesionales. ¿Nadie tiene un amigo joven y muy bien formado que trabaja por un sueldo mísero en una empresa en la que hace su trabajo y el de alguien negligente pero demasiado caro para ser despedido? Todas estas cosas afectan a la competitividad de nuestras empresas. Del lado del subsidio de desmepleo sería buena idea (a medio plazo, no con un 21% de paro) cortar los abusos y evitar que la gente se coja el paro no por necesidad sino por conveniencia. Se podría hacer una reforma para que, aunque se cobrase la misma cantidad, al principio se cobrara más y después de unos meses hubiera un bajón importante, para que empezara a compensar volver a trabajar. Y respecto a la fijación de los salarios no tiene sentido que se fijen en una especie de "comité central" que dice que todas las empresas de un mismo sector en una misma provincia tienen que tener la misma subida salarial. No puede ser que si a Mapfre le va bien y a Balumba le va mal tengan que aprobar la misma subida salarial, cuando a lo mejor Balumba no se la puede permitir y acaba quebrada por ello. ¿Que con esto los salarios bajarían? Bueno, yo prefiero que el mercado laboral (oferta de trabajo versus demanda de trabajo) se ajuste vía precios en lugar de ajustarse vía cantidad. En otras palabras: prefiero ser mileurista, y eso que nos quejábamos del mileurismo, que vivir con un 21% de paro. Por último, deberíamos aprender de Holanda, donde el 40% de la gente trabaja a tiempo parcial y tienen un paro ridículo. Hay que hacer más atractiva la contratación a tiempo parcial, que ahora es demencialmente cara, para que trabajemos más aunque trabajemos menos horas.

Además de esto hacer negocios en España es un suplicio. No puede ser que para montar una oficina normal en cualquier ciudad, sin llevar a cabo ninguna actividad de riesgo, te tengas que tirar tres meses esperando a la licencia municipal. Para montar un negocio hay que darse de alta en mil registros y tratar con mil administraciones diferentes (siempre presencialmete y a mano, aunque sepamos que podría hacerse desde casa introduciendo nuestros datos en una BBDD por internet, y que si las administraciones compartiera datos nos ahorraríamos muchos pasos redundantes). Es como vivir en un artículo de Larra. Tenemos que reformar las administraciones para que sean un aliado de la actividad económica, no un obstáculo.

De la necesaria austeridad podemos hacer virtud si redibujamos nuestra hipertrofiada administración. Las administraciones se solapan, los cargos políticos abundan, tenemos los mismos funcionarios que Japón y un montón de actividades que subcontratamos (desde las encuestas del INE a los socorristas de las piscinas municipales) y que pagamos entre todos. Los procesos de selección de la administración (las oposiciones) premian a los perfiles memorísticos frente a los analíticos, atraen a gente conservadora que busca un empleo de por vida, y no a candidatos más polivalentes y sin aversión al cambio. Las políticas de RRHH de la administración son pavorosas: no hay supervisión eficiente, y la imposibilidad de ser despedido es aprovechada por jetas o simplemente por gente desmotivada. Y todo esto sin entrar en los beneficios de la casta, los Audi A8 a cargo del erario público, las facturas de móvil estratosféricas, el hecho de que en Madrid, con la que está cayendo, los comedores sociales se mantenga gracias a la beneficiencia pero subvencionemos 50 festivales de cine y cortos al año, festivales que igual tenían sentido en los 90 cuando las obras no comerciales no llegaban a la gente pero que son una entelequia en la era de Internet...

Hemos invertido muchísimo en capital físico (infraestructuras) de dudoso beneficio y dejado de lado la educación, que como dice Ken Robinson (os animo a ver sus vídeos) no está preparada para los retos del Siglo XXI. La universidad está esclerotizada y vive de espaldas a la empresa. Lo que podría ser un polo de innovación y de crecimiento es una comunidad endogámica donde despuntan algunas iniciativas aisladas y muy meritorias, pero raramente oiréis que gracias a una investigación de la Universidad X patrocinada por Tefal se ha sintetizado un nuevo material super-antiadherente que está vendiendo millones de sartenes en todo el mundo. Los jóvenes no aprenden inglés, y eso penaliza la internacionalización de nuestras empresas y hace más difícil que el debate sobre técnicas de gerencia permee en el tejido empresarial español (aunque tenemos escuelas de negocios excelentes que palian con creces esta desventaja).

Las agencias reguladoras, como la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, están totalmente politizadas y en lugar de velar de por la competencia defienden los intereses de las grandes empresas (¿quién prohibió el Wi-Fi gratuito municipal?).

El sector financiero no termina de sanearse porque prefiere esconder el ladrillo bajo la alfombra a la espera de tiempos mejores, y el Banco de España le deja... pero eso nos deja sin crédito para crecer.

Y tantas y tantas cosas más (corrupción, promoción del alquiler, pésima imagen internacional, un Gobierno enemigo de internet en lugar de promotor de la Sociedad de la Información...). Lo bueno es que este tocho que puede parecer una losa insuperable es en realidad una oportunidad que otros países no tienen. En España hay tantas ineficiencias, tanto derroche y tantas trabas que si nos ponemos manos a la obra y las arreglamos podemos equilibrar las cuentas públicas y crecer. Para conseguirlo habrá que superar muchas resistencias del statu quo. Los sindicatos no querrán un contrato único, la patronal tampoco (prefieren despedir gratis a los temporales). Los sindicatos no querrán reformar los convenios, la patronal no querrá organismos reguladores independientes, ni competencia real, ni leyes de protección al consumidor que eviten que Movistar o Gas Natural te hagan pasar por un calvario para darte de baja, o te den de alta impunemente en servicios que no has contratado, etc.

Si los vencemos el futuro será nuestro, si nos quedamos a medias seguiremos instalados en la mediocridad, si fracasamos miserablemente nos tocará aprender alemán.

Y sí, hay que aprender las lecciones de la crisis. Hay que regular el sistema financiero interncional (tasa tobin incluida). Hay que acabar con los paraísos fiscales. Hay que acabar con la influencia del poder económico sobre el político y las "puertas giratorias".

Todo eso ha de hacerse a nivel internacional, pero no todo es culpa de los de fuera. Nosotros nos hemos pasado viviendo por encima de nuestras posibilidades muchos años, con tasas de abandono escolar para ir a trabajar a la construcción o la hostelería escandalosas, hemos construido más kilómetros de AVE que nadie y empalmado un aeropuerto con otro. Tenemos que cambiar, tenemos que exigir al Gobierno el cambio. Si pasamos de las políticas dictadas por los sindicatos a las políticas dictadas por la patronal nunca saldremos del pozo.

Y todo esto si la generación de líderes más incompetente de la historia de Europa no hace que todo se vaya a la mierda antes del 20N.
#36 Muy buen post; pena que no pueda votar positivo mas de una vez.
#36 Plas, plas, plas!!!
#36 Homelandz for president!
#36 El post es muy intenso, elaborado y bien argumentado. Y puede suponer mejoras en un breve plazo de tiempo. Pero falla la principal.

Incrementar la competitividad no es la solución, ya que la competitividad es el problema.

Solo hay una salida a la catástrofe (no económica, sino general, económica-energética-ambiental); pasa por un cambio de modelo competitivo a uno colaborativo.

Puede haber una transición, lo que leí una vez se llama "collapetition" en la industria tecnológica yanki: unión entre colaboración y competición.

Pero los discursos, por muy elaborados, inteligentes y bien argumentados que sean, que no son "radicales" (no van a la raíz del problema) no nos servirán como solución al medio plazo. El problema no es económico, ni tan siquiera estructural (mala organización, como tú dices). El problema es sistémico.
#36 Estoy muy de acuerdo con casi todo lo que has planteado (muchos de los detalles ya los han comentado otros meneantes), pero sobre todo estoy de acuerdo con este planteamiento

Lo bueno es que este tocho que puede parecer una losa insuperable es en realidad una oportunidad que otros países no tienen. En España hay tantas ineficiencias, tanto derroche y tantas trabas que si nos ponemos manos a la obra y las arreglamos podemos equilibrar las cuentas públicas y crecer. Para conseguirlo habrá que superar muchas resistencias del statu quo.

Nuestra crisis es más intensa porque es más intensa nuestra necesidad de cambio, y es imprescindible que sea profundo. En este sentido estoy muy de acuerdo con #64

Pero los discursos, por muy elaborados, inteligentes y bien argumentados que sean, que no son "radicales" (no van a la raíz del problema) no nos servirán como solución al medio plazo. El problema no es económico, ni tan siquiera estructural (mala organización, como tú dices). El problema es sistémico.
#36 Te ha faltado que gente como tú (no necesariamente tú) quiera bajar a pegarse a la arena política, porque creer que los políticos que tenemos van a realizar esos cambios es TAN ingenuo como necesarios son dichos cambios.
#36 Sólo un apunte para un post que, en lo global, suscribiría en buena parte Los sindicatos no querrán un contrato único Fueron los sindicatos quienes pusieron eso encima de la mesa, que el PS dice defenderlo pero no se atrevía. Y la CEOE la que se opuso. El PS decía estar de acuerdo, el PP dice que uno sólo es poco, que tres o cuatro (de los cuales dos o tres serán para precarizar jóvenes y tal), y de las otras fuerzas poco se sabe qué opinan.
#36 Estoy bastante de acuerdo con muchos de los planteamientos que haces y las soluciones que propones, de ahí el positivo, sin embargo, no lo estoy en todo.

"Necesitamos un contrato único que acabe con la dualidad del mercado laboral"
Eso hay que elaborarlo más. Pero ya te responden en #70


"respecto a la fijación de los salarios no tiene sentido que se fijen en una especie de "comité central" que dice que todas las empresas de un mismo sector en una misma provincia tienen que tener la misma subida salarial"
Es que hacerlo empresa por empresa, como propone el PP, supone perder garantías de calidad de trabajo. Y no es que los sindicatos estén en contra porque les hace perder poder (de empresas pequeñas no creo que saquen muchos 'liberados' xD), sino que el empresario de la PYME es más voraz y menos ético (empresariosaurus espanicus) que el de la grande, que suele ser gente formada e informada. Es entre ambos que se acuerda proteger el trabajo es ese sector. Y te garantizo que los de la CEOE estan incluso más interesados que los sindicatos en no dejar que las pequeñas les hagan dumping social en casa.

"Bueno, yo prefiero que el mercado laboral (oferta de trabajo versus demanda de trabajo) se ajuste vía precios en lugar de ajustarse vía cantidad"
Mierda, llevas un liberal dentro, deshazte de él enseguida xD. El problema es que en realidad se ajusta vía calidad. O sea, menos salario y peores condiciones (flexibilidad de horarios, disponibilidad, poca perspectiva de evolución...) para cubrir modelos productivos antediluvianos. Yo prefiero dar un repaso a la clase empresarial española y librarnos de los brontosaurios. A corto, medio y largo plazo, sería lo mejor para todos.

"te tengas que tirar tres meses esperando a la licencia municipal"
No te hace falta para nada. Puedes iniciar las actividades sin ella.

"podría hacerse desde casa introduciendo nuestros datos en una BBDD por internet"
Eso ya existe, www.circe.es, yo tardé 23 horas en abrir la mía, notario incluido.

"La universidad está esclerotizada y vive de espaldas a la empresa"
No es verdad, es más bien al revés. Si tú vas, como empresa, a un catedrático a pedirle apoyo en un desarrollo interesante, lo más fácil es que te ponga un doctorando o dos a trabajar, siempre dentro de los ritmos de la universidad, y te apoye y te avale en la obtención de créditos blandos en el CDTI. Y si quieres luego contratar a esos doctores, te colocará de regalo los becarios de master que necesites. Esa es mi experiencia y cada día el de más gente.

"si fracasamos miserablemente nos tocará aprender alemán."
Disiento, nos tocará aprender Mandarín xD.

"Nosotros nos hemos pasado viviendo por encima de nuestras posibilidades muchos años"
Frase 0'60, quítala del discurso porque no vale nada. Lo cierto es que nos han hecho creer que podríamos pagar la hipoteca de las casas que construimos, y que si ahora no podemos pagarla, la culpa es nuestra. Pero la realidad es que ahora la deuda es mayormente de empresas quebradas (un 62%), no de hogares o administraciones. Lo que hay que exigir al gobierno es que regule el mercado de la especulación con bienes de primera necesidad, hasta prohibirlo, si es necesario.
#36 Comparto algunas de las cosas que propones. Pero otras, sin embargo, me parecen bastante cuestionables.

Estoy de acuerdo con un equilibrio presupuestario razonable (capacidad de endeudamiento limitada, y siempre orientada al bienestar y a la inversión productiva) aunque no me gusta el término "austeridad" por contener connotaciones morales.

Sin embargo, el mayor problema que veo en tu perspectiva es con respecto a tu concepto sobre el trabajo. Señalas que el mercado laboral es dual, y con eso estoy de acuerdo. Con lo que discrepo es con unos matices que puntualizas con respecto a la dualidad: trabajadores sobreprotegidos vs trabajadores precarios. Cuando señalas que existen trabajadores sobreprotegidos, el sobre- se refiere a que esos trabajadores fijos han trascendido la protección "normal" para un trabajo y han alcanzado una serie de privilegios y que, además, son abusivos. Esa es mi discrepancia: tú lo consideras, implícitamente, privilegios, mientras que yo lo considero unas condiciones mínimas necesarias para cualquier puesto de trabajo (horarios razonables, sueldos razonables, protección frente al desempleo, pensiones, etc) El mercado dual debe igualarse en los derechos, no en la precariedad; debe igualarse por arriba, no por abajo, con el fin de asegurar un mínimo de subsistencia y seguridad decentes (situación que no aporta el empleo temporal)

En general, cuando hablas de la dualidad del mercado de trabajo y del empleo público, das a entender que hay una serie de trabajadores que, de alguna forma, han conseguido una serie de privilegios, creando un coto exclusivo que impide el acceso a otros trabajadores (los parados y los temporales) Hablas de trabajadores públicos "jetas" y "desmotivados" (no te refieres a empresarios jetas, por ejemplo, como si no existiesen...) cuyo único objetivo parece ser el entorpecer el funcionamiento de empresas y administraciones. No digo que no se den casos, pero no hay que generalizar, y menos sin aportar datos (no sé si existen datos al respecto, si quiera) porque estás generando un prejuicio: trabajo indefinido = privilegio = abuso, cuando eso no es cierto.

En general, con respecto al empleo, en esta crisis se está dando a entender la existencia de un abuso por parte de trabajadores, cuando la realidad es justo la contraria: el abuso lo cometen los empresarios.

Con respecto al empleo público, baste señalar que muchos problemas derivan, precisamente, de saltarse el criterio de selección por capacidades (también estoy de acuerdo en que las oposiciones se centran en lo memorístico y hay que cambiarlo) y usar el criterio de méritos, criterio que suele establecerse ad hoc para colocar a peronas concretas en puestos concretos (caciquismo, enchufismo).

Con respecto al sistema financiero, de acuerdo en que hace falta una reforma de pies a cabeza. No has señalado, sin embargo, la posibilidad de implantar una banca pública. La banca pública es una herramienta eficaz. Tanto es así, que existe una banca pública, pero reservada sólo a empresas, como es el ICO. ¿Por qué no una banca pública para todo el mundo?

Para finalizar, con respecto al subsidio por desempleo, pues ya he expuesto mi opinión en otros comentarios. En síntesis, pienso que es preferible eliminar todas las subvenciones tanto a trabajadores como a empresas e instaurar una renta básica.

En cuanto a los políticos, de acuerdo con que lo que hay en los gobiernos son cualquier cosa menos representantes políticos. Añado, además, que se están proponiendo soluciones locales (ayudar a los empresarios y sanear la banca, básicamente) cuando los problemas son globales. Una crisis global, por definición, no se ubica en un territorio concreto, sino que existe en una suerte de "limbo" desde el cuál va afectando a los distintos territorios (básicamente, consiste en flujos financieros sin barreras; de ahí que se proponga la tasa Tobin) y no se puede solucionar con medidas locales. Las medidas locales deben orientarse a la protección de quienes no tienen medios para subsistir (todos los trabajadores asalariados y autónomos en general, además de personas económicamente dependientes, enfermos, etc) mientas que la crisis global de sebe solucionar con medidas globales. Un paso para alcanzar medidas globales es más Europa, y no lo que se está haciendo ahora, que es justo lo contrario: en lugar de un "trabajemos juntos" se ha llegado al "sálvese quien pueda".
#19 Eliminar los bancos centrales es la mejor opcion, no tendriamos mas crisis ciclicas, y dejariamos de cometer las injusticias continuas que hacemos ahora mismo, de todas formas siempre tendremos estos problemas porque gente como #36 creen que pueden jugar a ser dioses y precisamente este tipo de personas son las que deciden si los bancos centrales existen o no

#23 Veras que gracia les hace a los chinos cuando hayan comprado la deuda de todo dios y nadie se la pague, la deuda es solo exigible mediante el uso de la fuerza y la coacción, dudo mucho que los chinos compren segun que deuda

#75 Pues yo no, para que ? para que devaluen y aniquilemos los ahorros de las personas responsables en favor de los especuladores y los privilegiados ?
#76 Muy bueno. Me encanta el sarcasmo :-)
#76 Te quiero tio por fin alguien de acuerdo conmigo en eso.
#21 He preguntado a un colega que domina bastante de esto la respuesta es larga y añade puntos que he olvido en mis comentarios en este hilo, la necesidad de que el dinero sea privado y no público, vamos que el estado no obligue a aceptar una moneda como sistema de pago. Ahí va lo que me dijo mi amigo:

Primero, en un sistema bancario libre nadie emite dinero, en cualquier caso se emiten billetes respaldado por algún bien que se utiliza como dinero (oro, plata, cigarrillos). En ese caso el dinero es un bien más que la gente acepta y utiliza como medio de pago porque posee unas propiedades específicas y es fruto de un proceso evolutivo muy complejo. Ese bien se produce y se demanda como cualquier otro, y además tiene una demanda adicional que es la demanda del bien como dinero. Generalmente es el oro.

Segundo, antes de que existiese la banca central los bancos lo unico que hacían era emitir billetes respaldados por el oro que los clientes depositaban en el banco. El banco se encargaba de guardar el oro que los clientes no podían guardar con seguridad, a cambio este emitía billetes que le otorgaban el derecho a recuperar cuando desee el oro. Posteriormente, se empezó a utilizar esos billetes como medio de pago, ya que era inútil retirar el oro para realizar el pago, ¿por qué un simple traspaso contable del pagador al acreedor? La cuestión es: ¿que pasa si un banco emite más billetes (fraudulentamente) de los que puede? Pues tiene problemas de liquidez y puede abocarse a la quiebra, los depositantes irán al banco a retirar su oro y el banco quiebra porque emitió más billetes de los que debía. Para ello se promulgó la ley de Peel, que prohibía esa práctica. Sin embargo la ley de Peel olvidó exigir el mismo respaldo que tenían los billetes para los depósitos. Entonces, los clientes de los bancos depositaban oro en el banco, no a cambio de billetes sino como depósito bancario a corto plazo, y los bancos podían prestar sin restricción alguna a largo plazo ese ahorro. Si el depositante iba al banco el oro no estaba allí. Hay un desfase temporal, se está invirtiendo a largo lo que es ahorro a corto plazo.
Tercero, la expansión crediticia actual se lleva a cabo sin expansión monetaria de los bancos centrales, ya que la reserva fraccionaria permite prestar a largo plazo depósitos que son a corto. Aunque luego los bancos centrales a veces limitan ese proceso exigiendo garantías y ciertos controles, el proceso se sigue produciendo. Cuando los bancos centrales ponen más liquidez en el mercado simplemente agrandan ese proceso.

La transición del actual sistema a uno de dinero de calidad debería empezar por exigir un coeficiente de caja del 100% sobre depósitos a corto plazo, o quizás sea suficiente con impedir prestar a largo plazo esos depósitos que en el fondo es casi lo mismo. Jesús Huerta del Soto explica las etapas posteriores.

www.youtube.com/watch?v=OwPHyTVtz-Y

Eso en cuanto al sistema bancario, y el sistema monetario? Pues para que fuese libre lo primero que tienen que hacer los estados es abolir la las leyes de moneda de curso forzoso, por las cuales estás obligado a aceptar el dinero del estado para saldar las deudas que han contraído contigo. Así, devalúan la moneda y luego te saldan las deudas con una moneda devaluada, con lo cual los acreedores salen estafados. En ese caso la gente huiría del dinero devaluado o dinero malo y aceptaría el bueno, el proceso evolutivo del dinero sigue (en realidad eso ya sucede).

A ti también te va a gustar el comentario #76
#93 Llego supeeeeropedo de fiesta teniendo que levantarme fijo para ir a als 11 a entregar una práctica xo No ya contare"""
#36 Amén. Lo has explicado de lujo.
#36 Dios! Ai loviu!!
#36 Si te presentas a las elecciones avisa, que yo te voto.

menéame