edición general

El PP cambia el discurso de la libertad y las cañas, pide más restricciones y dice que si Sánchez no actúa causará 20.000 muertes

#2 Hay mucha propaganda poniendo a todos al mismo nivel pero no cuela. Es normal, cuando haces política de mierda, que intentes hacer creer que los demás hacen la misma política de mierda que tu. Pues no llevan tiempo con el "todo son iguales". Es parte del discurso de Inda y las cloacas. Y huele mal.
#37 La universalización de sus conductas indecentes y criminales es la estrategia que más votos les da. El español no quiere ser ni un ápice más íntegro que su vecino; eso lo interpreta como signo de retraso mental. Por eso necesita oir que el de enfrente salpica en la taza para poder encharcar el suelo del baño sin cargo de conciencia
#107 Yo tengo más esperanza en " el español". No todo es envidia y esperpento.
#107 les da votos y da abstención a posibles oponentes a la situación
#37 El todos son iguales es el discurso de los mediocres que saben que no van a hacer nada a derechas e intentan hacer creer que todos los políticos son así.
#108 Precisamente por ello es un discurso políticamente ganador en Estepais: nadie quiere que exista la más remota posibilidad de que se den comportamientos virtuosos ya que se corre el riesgo de que cunda el ejemplo y se desmantele la cultura que permite el ascenso social del pícaro mediocre. Así que debe quedar establecido de una vez para siempre que todos son corruptos y mezquinos aunque para ello haya que violar las más elementales reglas de la lógica y de la mesura comparando arañazos con zanjas
#108 El todos son iguales lo veo un argumento válido contra un bipartidisimo enquistado como teníamos o tenemos aquí. Pero en la situación que estamos hay claramente una políticas diferentes. Por poner un ejemplo, entre Madrid y Valencia.
Pero muchas veces lo veo como un intento de terminar el debate con un "todo son iguales" que equivale a un "yo votaré alos míos", anular la reflexión, un intento de polarización.
#37 Son todos iguales, lo gracioso de Espana es que tenemos tantas capas (gobierno nacional, autonómico, local, diputaciones) que podemos observar en vivo y en directo cómo cada uno de ellos intenta sacar rédito político de cada asunto, en perjuicio de las otras capas.

Un todos contra todos, y la fiesta la pagamos entre todos.

menéame