edición general

Rabat pulsa el botón nuclear económico y se prepara para romper con España

La verdad es que es difícil tener un vecino más malo, más traicionero, menos de fiar y que respete menos los derechos humanos tanto de los saharáuis, como de los migrantes que pasan por sus tierras y que usan como arma arrojadiza contra España, ya sea dejándoles que asalten la frontera cuando les interesa meter presión o dejando que se tiren al mar a morir en manos de las mafias sin escrúpulos. Y encima España y la UE dándoles material y dinero.

menéame