edición general

Dos investigados en Toledo por cazar dos ciervos y un muflón, cuyas cabezas se venderían por 40.000 euros

A raíz de esto también se investigó el hecho de que ambos autores conocían perfectamente la ubicación de los ejemplares a cazar, descubriendo que uno de los investigados había trabajado y realizado labores de guardería en años anteriores en dicha finca.

Esta gentuza no puede estar cerca de ningún animal.

menéame