edición general

Dos investigados en Toledo por cazar dos ciervos y un muflón, cuyas cabezas se venderían por 40.000 euros

Esta debe ser la vocación ecologista de la caza de la que nos hablan las asociaciones de caza cuando critican los informes ecologistas relativos a los daños causados por la caza.
#1 ¿Estás viendo que se los está investigando por cazar fuera de lo que la normativa permite? Esto que vienes a soltar es como si alguien critica los beneficios de la farmacología por una noticia referente a una investigación por tráfico ilegal de estupefacientes.
#1 Y como hay gente que trafica con tabaco de contrabando todos los estanqueros, que sí cumplen la ley, son culpables, ¿verdad?
#7 Las asociaciones de caza son las primeras en aprobar la caza por mera afición o deporte. Destruir los ecosistemas por mera afición o deporte es un crimen incluso peor que el furtivismo.
#9
¿Los cazadores destruyen ecosistemas?

Si no fuese por los cotos, muchos ecosistemas serían latifundios.
#10 latifundio hace referencia a un gran terreno de un único propietario, a nivel ecológico eso no es malo.

Y no, los cotos, donde se introducen especímenes criados en granjas, donde se colocan abrevaderos, donde se abandonan perros o donde se dejan restos de cartuchos, no son el ejemplo de ecosistema.
#14

Tenia errado el concepto, pensaba que latifundio sólo era para tierras de cultivo, que es a lo que me refería.

Sin cotos, la gente los hubiese rentabilizado creando cultivos.

Y un coto no es "un sitio donde se abandonan perros".
#15 te aseguro que sí, durante la época de caza es raro el finde que no recojo a uno del coto que por desgracia me rodea.
#12 "Un quinoa."
:palm:

Eso es como decir que el petróleo no es contaminante porque está permitido por las leyes. Una cosa es la ley y otra muy distinta lo que necesita un ecosistema para mantener su equilibrio y su cadena trófica y lo siento, pero lo que necesita un ecosistema de los humanos para sobrevivir es distancia, porque hemos demostrado a todas luces, que la huella medioambiental que dejamos a nuestro paso, prácticamente desde la revolución industrial, es de una notoriedad alarmante y siento decirle, que la gran mayoría de cazadores, resultan igual de perniciosos para el medio ambiente, sin tener en cuenta la caza furtiva.

menéame