edición general

Una semana dentro de la secta más grande y peligrosa de este país

Es imposible que eso sea real. Totalmente imposible, porque si no lo es nos merecemos un buen Exterminatus.

menéame