edición general

El "póntelo, pónselo" ya forma parte del pasado. Las ITS no paran de crecer cada año en España

#106 Se busca el que los padres de antemano sepan el nombre y apellidos de las personas que van a dar esas charlas y los contenidos exactos de las mismas para poder no llevar a sus hijos. Y lo mismo con otras charlas complementarias.

Resulta que la iglesia católica está muy metida en los colegios, más que ninguna otra religión, y en Vox tienen miedo de perder ese privilegio. El martes voté en un colegio en el que el laboratorio era el aula de religión, y entre los murales que hacían los niños había carteles en inglés de contenido general y también un cartel con proverbios cristianos. Ni pizca de nada de otras religiones. Y no creo que ese colegio sea muy especial y distinto a otros.
#114 a mí no me parece mal que se sepa sobre el contenido de esas charlas, no solo la iglesia católica sino otras religiones o ideologías no están a favor de que se enseñen estas cosas y lo único que se pide es que se respete la decisión de los padres.

Yo de religioso tengo entre 0 y nada pero sí que veo bien la medida ya que la educación de los hijos es cosa de los padres, no del estado.

Sobre tu experiencia, pues no sé que esperas de un país tradicionalmente Cristiano, si la mayoría de la población se define Cristiana pues es cuanto menos improbable que haya un seguidor del Vudú dando clase.

Como dije, yo hice en su momento instrucción sobre ITS y estoy totalmente a favor de que se haga una enseñanza técnica sobre ITS y funcionamiento anatómico de organos reproductivos y hormonas, pero estoy muy en contra de que el estado no me permita elegir los valores que le enseño a mis hijos.
#122 Puedes elegir los valores que quieres para tus hijos y enseñárselos en tu casa o en la iglesia. En la escuela o todas las religiones o ninguna. Y como todas no pueden ser pues tendrá que ser ninguna.

En cuanto a las charlas sobre sexualidad si los padres no las dan las en casa, y algunos lo hacen muy deficientemente, tendrán que dar en la escuela. Y no hay que hablar solo sobre las enfermedades de transmisión sexual. Hay que explicar la menstruación, los embarazos no deseados y otras cosas, que para los católicos no existen porque el sexo fuera del matrimonio o incluso antes del matrimonio es pecado y no hay que mencionarlo.

Si se va a dar una charla sobre sexualidad y salud sexual que los padres sepan quienes la van a impartir o no es lo de menos. Alguien tiene que decir a las jóvenes que la píldora del día después no es un anticonceptivo sino una bomba de hormonas que te hace papilla y que por mucho que se tome la píldora las infecciones existen. Y que por muy enamorado que estés no tienes que someterte a las prácticas sexuales que la otra persona te pida si a ti no te apetecen. No puede limitarse solo al funcionamiento anatómico de los órganos reproductivos y las hormonas porque eso es reducir las relaciones afectivas y sexuales al campo de la zoologia.

menéame