edición general

Achal Prabhala: “La fundación Gates presionó a Oxford para privatizar su vacuna”

#13 A ver, a principios del siglo XIX no había los medios de hoy en día
Fué algo inédito
Lo que resultaba difícil en aquella época era mantener en condiciones el suero de vacunación, que solo surte efecto mientras estén activos los virus que contiene. Hoy tenemos cámaras de refrigeración, pero entonces, para lograr que se conservara tan solo unos diez días, lo que se hacía era empapar algodón en rama con el fluido, situarlo entre dos placas de vidrio y sellarlo con cera. Esto era lo que se hacía en Europa; pero cruzar el Atlántico suponía saltarse, con mucho, la fecha de caducidad. En América no había vacas con las que se pudiera practicar la variolación. Y era justamente a América a donde el rey de España Carlos IV, que había perdido por culpa de la viruela a una de sus hijas, María Teresa (1791-1794), quería llevar la vacuna. Esta había llegado a España en 1800, concretamente a Puigcerdá, de la mano del doctor Francisco Piguillem i Verdacer.45 Francisco Javier de Balmis, alicantino y médico de corte, tradujo al español el libro del francés Jacques-Louis Moreau de la Sarthe, en el cual se detallaba el procedimiento para vacunar.
es.wikipedia.org/wiki/Real_Expedición_Filantrópica_de_la_Vacuna

menéame