edición general

Paula: "Me pongo junto a una cámara de la calle y si un día alguien me mata al menos lo encontrarán"

#12 Bueno, un camarero nunca ha pensado que se dejaran de poner cañas y mira ahora.
#14 al camarero no le faltan los clientes que quieren tomar una caña. Lo que pasa es que no les dejan ponerlas, en cuanto les dejen tendra consumidores de cañas. Lo mismo pasa con los puteros
#18 No he hablado de clientes. He dicho dejar poner cañas. Lo que estoy demostrando es que nada es imposible. Simplemente.

Ya. Es muy difícil que deje de haber puteros. Pero también es imposible la física cuántica y ahí la tenemos.
#24 es "imposible" xD
#24 "Lo que estoy demostrando es que nada es imposible. Simplemente."

No, no es imposible, únicamente ha hecho falta un confinamiento y una restricción de derechos brutal y aún así han salido en las noticias bares y locales que estaban abriendo con la persiana agachada, etc... y eso a pesar de la poca longevidad de las medidas y un miedo por parte de la sociedad al contacto social.

Así que tu mismo, pero si, te voy a dar la razón, es posible... pero en una sociedad Orwelliana.

#27

menéame