edición general

Las ciudades cerradas de la Unión Soviética

Los ZATO son lugares a las que sólo se puede acceder con un permiso especial expedido por las autoridades y de los que en algunos casos sólo se puede salir de la misma manera.

Anda, igual que ahora en cada comunidad autónoma de nuestro país. Se nota que tenemos un gobierno socialcomunista de verdad ;)
#2 Seguro que con algún salvoconducto para ir a ver a algún familiar u allegado la KGB te hacia la vista gorda.
#3 O con estar empadronado en un sitio y currando en otro, como hace mucha gente. Lo de los cierres perimetrales son básicamente para los que queremos cumplirlos, pero poco hacen para parar a los que no quieren
#8 Qué cierres?!!
#3 O acudir al balneario estatal de lujo Casa de Descanso para el Pueblo más de moda... :troll:
#9 tú eres el mismo robustiano que se deja ver por la jungla de finofilipino?
#13 ¿Qué es el finofilipino ése? ?(
#20 Una web chorra, por lo que veo... ¡gracias!
#20 saludos criatura de la fauna.
#2 Sí, es increíble que hasta los malditos comunistas del PP de todas las comunidades, excepto Madrid, estén de acuerdo en aplicar estas medidas stalinistas.
#4 Coherencia o libertad.
#2 #12 Para el Proyecto Manhattan, en los USA se creó una ciudad en medio del desierto, donde no se podía entrar ni salir sin salvoconducto.
Las llamadas teléfonicas eran escuchadas y la correspondencia censurada. Los residentes no podían dar su dirección real a sus familiares y amigos. Daban una dirección falsa desde donde les reenviavan el correo, tras abrirlo y revisarlo los censores del gobierno.

Las medidas normales de alta seguridad de la época.
Hay una serie de TV sobre la vida cotidiana en esta ciudad ZATO en USA, se llama Manhattan. Una de las protagonistas es una de las telefonistas que escucha las llamadas de teléfono de los vecinos de la ciudad.

En el siglo XIX eran normales en toda Europa los "pasaportes para el interior"
"Para cualquier viaje (de un español dentro de España) que implicara hacer noche en otra población se necesitaba justificación. En primer lugar había que obtener un pasaporte. La reglamentación sobre pasaportes para el interior, según lo describe Mellado en su Guía del Viagero de 1852, era compleja. Los soldados y militares lo reciben de la autoridad militar. Los paisanos, tienen que pedirlo en la localidad donde están avecindados. Cuando sean forastero deben presentar un fiador del pueblo o barrio en que residan. Los menores y las mujeres deben obtener permiso de la persona de quien dependen. En las ciudades hay que presentarse al celador del barrio, quien da una papeleta, que sirve para solicitar el pasaporte. Lo expiden los gobernadores en las capitales de provincia y en las demás poblaciones el comisario de policía o, si no lo hay, el alcalde. Si no hay inconveniente ni reclamación contra el solicitante la autoridad lo debe facilitar cuanto antes, previo pago de cuatro reales. Es preciso refrendarlo en cada localidad donde se hace noche, aunque esto lo suelen tramitar los dueños de fondas y paradores"
www.artehistoria.com/es/contexto/viajes-y-viajeros
#59 Sin irte al siglo XIX, en la época de Franco tenías que hacer papeleo para ir a otra ciudad. En el Marruecos actual lo mismo.

menéame