edición general

La tarasca, el monstruo celta que el cristianismo incorporó al Corpus Christi

#4 Otra curiosidad de la Peninsula Ibérica es la absoluta devoción que se tiene a la Virgen María (las vírgenes María, jeje) por encima del mismísimo Jesucristo, que a veces no parece más un un actor secundario. Esto viene de la devoción antigua de Mari y diosas similares que han perdurado hasta el s. XX, las lamías y otros seres femeninos, y en otros lugares la devoción a Venus y que han sido heredadas y sustituídas por "las vírgenesmaría". Además que se construían ermitas en cada sitio donde se aparecían estas criaturas./diosas y así tenemos la virgen de Begoña, la del Pilar y otras miles de ellas como centros de las cristiandades locales.
#13 Y después dicen que el cristianismo es una religión monoteísta...
#18 Es que aquí deberíamos llamarla Marianismo directamente. Solo los evangelicos son jesucristianos.

menéame