edición general

Santiago Ramón y Cajal y su (desconocido) álbum fotográfico de prostitutas

¡Dios Mío! Borremos su nombre de nuestras calles, plazas, institutos... ¡ERA UN PUTERO!

menéame