edición general

Objeciones feministas al actual proyecto de Ley de libertades sexuales

#12 Yo siento que el principal punto de partida de esta izquierda es la negación de la realidad, o lo que yo llamo "piruletismo", es decir, vivir en el país de la piruleta, donde no hay ninguna denuncia falsa (cero!), no hay pobres vagos, todo el mundo es bueno y vamos, empezando por ahí ya no hay un marco común sobre el que debatir.
Creo que hay que debatir temas concretos en los que podemos disentir pero hay que acordar un marco común en el que debatir, y creo que la cagada es que no están dispuestos a admitir ciertas realidades que son así y que igual no casan con la idea que una tiene de cómo tendría que ser el mundo, pero ahí está. Por ejemplo, a mi no me gusta la prostitución, no la entiendo, pero no puedo pretender que porque a mi me gusta dar por hecho que TODAS las putas deberían y querían dejar de ejercer, porque no es el caso. Y si yo quiero abolir la prostitución pues mira, estoy cagándome fuertemente en la libertad de alguien que está en una situación de mayor vulnerabilidad que yo, ergo: estoy abusando de mis privilegios.
Creo que a la izquierda y al feminismo últimamente se le ha ido la olla con sus privilegios y en paternalismo (o maternalismo) con el que tratan a parte de la sociedad.

Dicho esto, para mi la respuesta es la revisión de la izquierda y reorientar la movida, no irse al otro lado.

Podemos iba a cambiar las estructuras políticas y democráticas, pero lo que está haciendo es mantenerlas y aprobar leyes que cree que el ciudadano y la ciudadana quieren en lugar de establecer nuevos procesos a través de los cuales la ciudadanía pueda expresar, pedir y luchar por lo que quiere.

En lugar de más adult@s, nos infantilizan más...
#13 En resumen, que creo que lo de los "tíos privilegiados" es una gilipollez como una casa. Porque puedes ser un tío con menos privilegios que una tía pq el privilegio de género es uno más entre todos los demas (situación socioeconómica, capacitismo, raza), y ni siquiera el más fuerte.

menéame