edición general

Saint-Denis, el profanado panteón real de Francia

#14 Yo entré con esa edad y sentí eso precisamente y por supuesto que me deslumbré ante los mármoles y los bronces dorados, es de mayor cuando el barroco y el rococó me resultan espantosos por lo general, lo cual no desmerece en absoluto su calidad artística.

Es verdad que son los padres del campechano los que siguen en el pudridero, por tanto sí que hay sitio para ellos, es a los actuales eméritos a los que no se sabe dónde van a enterrar.

menéame