edición general

El primer problema de la meritocracia es que las oportunidades en realidad no son iguales para todos

#3 Es que la meritocracia cómo ente superlativo que nos sobrevuela claro que no existe, podriamos valorarla cómo una corriente que dice que se valora el valor de una persona: constancia, brillantez, perseverancia, fogonazos de lucidez, resolutividad, presteza a la hora de hacer las cosas... (Todas, alguna, o una combinación de estos valores).

Eso, en algunos sitios, que no en todos, si que se valora.

Es más, que se valore no significa que sea un todo o nada, (o 100% meritocracia o 0%). Existen los sitios donde el hijo de papa no está dando ni palo y cobra un pastizal y una persona súper valida también está en un puesto importante y cobrando ese mismo pastizal, o más.

Eso significa que la meritocracia, existir, existe, aunque no como una filosofía que lo abarque todo.

menéame