edición general

Así nos convencieron los fabricantes de coches de usar todoterrenos en la ciudad

Los crossover son coches ridículos, son el quiero y no puedo definitivo. El Nissan Juke es la estupidez definitiva, como un enano subidos a calzadores mientras hincha el pecho.

menéame