edición general

Guía surcoreana para embarazadas

#49 Cierto que el trabajo de casa no está regulado, pero tampoco lo estaba el trabajo en fábricas cuando los campesinos empezaron a incorporarse a la revolución industrial. El hecho es que la esperanza de vida de un hombre obrero del momento (sigue ocurriendo algo similar en la actualidad) siempre estaba por detrás de la de la mujer que se responsabilizaba exclusivamente del hogar, debido a la dureza y peligrosidad del trabajo. Actualmente, las mujeres tienen total acceso al mercado laboral, y aún así ocupan puestos tradicionalmente menos peligrosos (sanidad, enseñanza, administración, retail, empresas multiservicio, etc.), tienen total acceso al sistema de partidos políticos, a la enseñanza y ciencia de más alto nivel, no sufren dobles escalas salariales segregadas por sexos, ni tienen vetados ejército, policía, deportes profesionales o cualesquiera otras actividades de la vida civil excepto aquellas (escasas) donde instituciones privadas puedan mantener tradiciones sexistas, como es el caso de la Iglesia Católica. no existen barreras institucionalizadas que privilegien a la población masculina salvo las barreras propias del clasismo, por tanto, la insistencia en denunciar el patriarcado y el machismo como problema de primer orden no acabo de comprenderla.
#56 En España para mí no es un problema de primer orden, hay cosas más importantes y urgentes.

Pero sí es un problema.
Está bien que se intenten solucionar todos los problemas, con la importancia y la urgencia de cada uno.

menéame