edición general

Un argayu pone en riesgo de desaparición uno de los hórreos más fotografiados de Asturias

Una noticia más en la que en los comentarios se aprecia la enorme incultura e intolerancia de buena parte de la sociedad. Me la guardo para explicarles a mis hijos con ejemplos cómo incluso sobre nimiedades como esta hay gente capaz de reaccionar con una base de odio ante culturas y lenguas de terceros (en este caso, la nuestra).

Espero que el sistema educativo algún día corrija esta corriente de estulticia que ve en las lenguas de otros una amenaza y una ofensa, y valore la riqueza y la grandeza que aportan a España. En realidad y pensando a mayores, con cuestiones como estas estas nos jugamos la viabilidad del estado a medio plazo.

Falta mucho por hacer, está claro.

menéame