edición general

Feministas plantan cara al acoso de antiabortistas frente a la clínica Dator en Madrid

El domingo por la mañana, como se esperaba, se acercó a la clínica un grupo de menores de edad que fue identificado por la policía después de que arrojaran y esparcieran pintura roja sobre el paso de cebra en uno de los accesos a la clínica. “Vinieron a hacer el paripé, vestidos con batas azules como de cirujanos y con máscaras, y la pintura tenía como trocitos de muñecos desmembrados. Eran varios chicos y dos chicas, y por cierto, la único función de estas fue barrer la pintura”, explicó Candela, quien acotó que si bien hay de todo tipo de reacciones, no son pocas las vecinas que expresan “que ya era hora, que están hartas del acoso que se hace a las mujeres que vienen a la clínica".

Si es que están mal de la puta cabeza. Es para retirarle la custodia a los palurdos de sus padres.

menéame