edición general

La banca no quiere a los empleados mayores de 50 años

#20 No tengo hipoteca, y mi dinero lo tenían ya mucho antes de que hiciesen la APP, antes no lo guardaba en el colcho tampoco.
#20 Muy atrevido responder a alguien directamente llamándole ignorante respaldado por un argumento tan débil.
#20 Qué tiene eso de ignorante?. Me parece genial que tengan una app que les reduzca los gastos. Yo tampoco quiero pisar la oficina
#20 Empezar un mensaje con "ignorante" para decir detrás una chorrada como un piano. Menéame en su máximo esplendor.
#20 a mi el ignorante me pareces tu.

Y tus argumentos son flojisimos.
#20 ¿Soy ignorante por poder hacer lo mismo que tendriá que hacer en una oficina pero sin chuparme colas ni desplazamientos?

El móvil no me lo han vendido, el móvil es algo que ya tenía (y si no hay móvil puedes usar un ordenador, que haces lo mismo). ¿Que tengo que hacer yo las operaciones en lugar de "hacerlo otra persona y tener que hacer yo su trabajo"? Ya ves que drama, tardo 10 segundos en hacer una transferencia, un pago, una recarga, ver el estado de mis cuentas y si he cobrado... frente a estar dos horas en cola. Y si tengo que ingresar dinero, pues lo hago en los cajeros y de nuevo no tengo que chuparme colas kilométricas de gente que viene a "mira a ver si he cobrado", "que es esto?", "¿este pago de que es?", etc.

Yo creo que salimos ganando, no veo que parte de eso es ser un ignorante.
#79 No sé si los 100.000 empleados del banco que han sido "prejubilados" o echados en EREs pueden decir lo mismo. Será el signo de los tiempos, pero la digitalización está dilapidando decenas de miles de puestos de trabajo sin haber un remplazo a los mismos (al menos en España).

Por no hablar que los mayores de 50 años son puestos en situación de vulnerabilidad y "expulsados" del sistema al no tener el mismo conocimiento y uso de apps y dispositivos electrónicos que la gente más joven.

Lo dicho, es el signo de los tiempos y hay que vivir con ello, pero en mi humilde opinión, al menos no seamos tan ciegos de aplaudirlo.

menéame