edición general

Javier Pérez Royo: No hay delito de desobediencia (explicación para no juristas)

Royo vive en su puta realidad alternativa, su nivel de patetismo es casi enternecedor. Que alguien le haga casito, par favar

menéame