edición general

"Mamá y yo somos la misma persona". Una historia de alienación parental

#32 Mi hijo tenía 9 años cuando me separé, y me pasó lo mismo durante años. Alguna vez he perdido los papeles delante de él, cuando me decía X cosas que le decía su padre. Por pura indignación e incredulidad al ver que tu hijo realmente puede creer que esas cosas son ciertas.
Lo que he intentado es hablar cuando ambos estamos tranquilos y explicarle mi versión, sin odio y sin hablar mal de su padre. Esto no lo he cumplido siempre a rajatabla, a veces me puede la indignación. Pero en general, ha sido así. Ahora es mayor y hace mucho tiempo que sabe cómo son las cosas, cómo es su padre y la familia de su padre. Los quiere mucho a todos, pero sabe cómo son. A mi me gusta que los quiera, y más desde que no echan pestes de mí porque mi hijo acabó enfrentándose a todos. Ahora, curiosamente, parece que me adoran (todo esto desde la lejanía, yo no los veo nunca).
Con un poco de suerte, tu hijo acabará entendiendo todo y será mucho más feliz si no habéis estado cada uno tirándole de un brazo. Yo me pintaba esa imagen muchas veces para no dejarme llevar, porque no quería hacerle eso, ir rompiéndole entre los dos.
Los niños sufren mucho más de lo que pensamos. La tensión entre sus padres los destroza, aunque a lo mejor para los propios padres no sea algo tan trascendental. No lo dicen, pero es así.
Mi conclusión: no parar de hablar con ellos, de esto y de todo.
Te deseo lo mejor, espero que tengas suerte.

menéame