edición general

Un policía local de Ferrol fue agredido al tratar de disolver una reyerta a garrotazos en Recimil

#5 Efectivamente, y no se trata de racismo.

Hay una cuestión objetiva de mera seguridad pública y, si estos clanes no respetan las más básicas normas de convivencia y orden público, se les debe aplicar la Ley, ya con dureza, tal que a bandas criminales organizadas, por ejemplo.

Ya está bien de aguantar a esos clanes que actúan casi como mafias o carteles.

menéame