edición general

Medina, la ciudad en la que viven Bill Gates y Jeff Bezos que no puede pagar sus servicios públicos

#3 no es tan facil.

El problema es que pese a que los habitantes de Medina y sus propiedades tienen un alto valor de mercado, los impuestos que gravan la vivienda tienen un límite.

Sólo pueden aumentar un 1% al año y eso, para los gastos a los que tiene que hacer frente el pueblo -policía, bomberos, asistencia médica, parques y áreas naturales, tribunales municipales, permisos, etc.- no es suficiente.

menéame