edición general

Alarma en la educación concertada por el jaque de la ministra Celaá a la libertad de elección de centro

Curioso que el derecho a una vivienda digna recogido en la Constitución haya que pagarlo cada cual de su bolsillo y el derecho al adoctrinamiento en religión católica en la escuela pública recogido en un tratado bilateral con un país no democrático lo tengamos que pagar entre todos

menéame