edición general

Alarma en la educación concertada por el jaque de la ministra Celaá a la libertad de elección de centro

ataque a su esencia: la libertad de los padres de elegir en qué centro estudiarán sus hijos y la demanda social de centros que garanticen una pluralidad en la educación.
Traducción: como nos quiten las subvenciones nos vamos a la mierda.
Me encanta el concepto de tengo libertad de elegir el colegio y el estado la obligación de pagármelo, aunque sea "concertado" (que no deja de ser un colegio privado que pagamos entre todos).
#2 y lo que la iglesia ingresa, pues la mayoría de los concertados son de ella, o de alguna de las mil fundaciones que controla.

menéame