edición general

Los 'sueldazos' del metro y bus de Barcelona: 50 directivos se repartieron 60 millones en la década de la crisis

TMB ha sido un nido de enchufados desde hace varias legislaturas, era una de esas cosas que todo el mundo sabe pero que faltaba probar y publicar. Aparentemente todo comenzó hace tiempo con PSC e ICV, pero posteriores gobiernos, tanto el de Trías como el de ahora de Colau, han callado (o han preferido no mirar) para no provocar un terremoto o para no molestar a fuerzas afines que les puedan ser útiles (esto es así especialmente ahora con Colau en minoría).

Este tipo de situaciones me producen sentimientos enfrentados. Por un lado lo correcto sería denunciarlo y limpiarlo. Por otro, la política es complicada, no siempre tienes mayoría para maniobrar, ni tampoco tiempo y recursos para investigar a fondo cosas así; tienes más problemas. Y además, uno no se levanta un día y purga una organización como TMB en dos horas, requiere hacerlo bien. Es algo parecido a lo que pasa en la Junta de Andalucía: nadie duda de que rodarán muchas cabezas de enchufados (otras simplemente serán sustituidas por enchufados de los nuevos partidos), pero será un proceso lento, porque no puedes desbaratar una estructura que da un servicio así como así.

menéame