edición general

La técnica del ejército estadounidense para que los soldados se duerman en 2 minutos

No perdáis el tiempo, mucha farfolla, para luego acabar con esto:

En primer lugar, debes relajar los músculos de la cara incluida la lengua, la mandíbula y los que se encuentran alrededor de los ojos. Después tienes que dejar caer los hombros lo más bajo posible antes de relajar tu brazo y antebrazo, primero uno y luego otro.

El tercer paso consiste en respirar y exhalar, relajar el pecho y, finalmente, las piernas. En ese momento empieza con los muslos y la parte inferior de las piernas. Una vez que lo hayas hecho durante diez segundos, debes aclarar tu mente por completo. Según el libro, para poder tener tu cabeza despejada debes pensar en una canoa que está en un lago en calma donde no ves nada más que el cielo azul sobre tu cabeza. También puedes imaginarte que estás tumbado en una hamaca de terciopelo en una habitación oscura o decir "no pienses" una y otra vez durante diez segundos.

menéame