edición general

Jaime, un soldador que fabrica silla de ruedas para perros sin movilidad solo por generosidad

#4 Mi padre le ha hecho una a nuestro perro, que tuvieron que amputarle una pata trasera hace un año aproximadamente. De momento no hemos tenido necesidad de usarla, y eso que el perro es grandote y ya tiene once añazos. Es increíble que su humor, energía y vitalidad sigan tan intactos, para mi es un ejemplo diario de espíritu positivo.

menéame