edición general

La Real Academia critica el lenguaje de mierda que se habla en la puta calle

Fernando Fernán-Gómez o Cela sí que daban lustre y esplendor a la lengua, y quedaban como Dios: a la mierda!

menéame