edición general

Camps ha pasado todo el fin de semana en casa y nadie ha ido a citarlo para declarar

Rita Barberá entrando a los juzgados de tapadillo por el garaje, y el otro jugando al escondite con el juez Castro. Vaya tropa...

menéame