EDICIóN GENERAL
7 meneos
64 clics

Vivir en un convento en 2019: 5.000 fans en Facebook, hostias online y una plegaria a las telecos

Puçol es una localidad valenciana que no llega a los 20.000 habitantes. En sus afueras, accesible mediante un camino recóndito, está el convento de la orden de las Carmelitas Descalzas. Su acceso lo conoce bien quien escribe estas líneas: pasé mi infancia y mi adolescencia echando viajes anuales al claustro para visitar a una tía abuela que ya falleció. Las que fueron sus compañeras -sus hermanas-, once de las cuales nueve siguen activas, siguen ejerciendo como monjas. Claro que ahora es más fácil seguirles la pista: tienen redes sociales.

| etiquetas: convento , monjas , internet , redes sociales , carmelitas descalzas
¿Dónde ha quedado lo de: ¡ Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido ... y sigue la escondida senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido ...!?

El mundo se va al garete...
#1 Eso es de San Juan de la Cruz ¿no? O de Fray Luis de León.

Hay que joderse con nuestra misantropía, nadie nos entiende.
#2 Fray Luis de León
Hostias on Line,me ha sacado una sonrisa...la mafia digital.
Los parásitos siempre se adaptan a las víctimas!
comentarios cerrados

menéame