EDICIóN GENERAL
203 meneos
5620 clics
Salva Ruano, el artista español que da vida a famosos emperadores romanos a través de sus esculturas hiperrealistas

Salva Ruano, el artista español que da vida a famosos emperadores romanos a través de sus esculturas hiperrealistas

El artista español Salva Ruano es el creador del proyecto artístico ”Césares de Roma”, en el que ‘resucita’ a tres famosos emperadores romanos creando esculturas de un gran realismo. Su proyecto se centra en tres de los gobernantes más famosos de la historia de Roma: Nerón, Augusto y Julio César. El proyecto de Salva pretende ser un referente didáctico en nuevas formas de divulgar la cultura clásica.

| etiquetas: hiperrealismo , escultura , roma
Que raro se me hace ver a Augusto tan Joven, fue "Cesar"-Emperador ya entrado en los 30.

El de Nerón es el más "desagradable" realmente interesante como ha cogido la versión ideal y la ha devuelto a una persona "normal" (Normal de ser humano, pero seguimos hablando de ellos tras 2.000 años.)
#3 Hiperrealista en el sentido de que parecen caras de verdad y no simples esculturas.
Y respecto al su aspecto histórico real el autor se ha basado en bustos bien conservados de la época en la que ellos vivían, y en las descripciones escritas de sus coetáneos a cerca de su color de pelo, de piel, de su actitud... así que supongo que no se distanciara mucho de la apariencia que tenían en vida.
¡Joder qué pasada!
Nerón parece un giri de los de Benidorn.

Cesar y Augusto tienen más presencia.
#5 De algunos hay esculturas antes de que fueran emperadores y esos son los mejores. Trajano tenía cierto aspecto militar. Pero emperadores guapos no parece que hubo muchos. Tal vez Octavio Augusto fue de los más guapetes, aunque sus esculturas que conozco están muy idealizadas:  media
Que pasada. Espero con ganas que amplíe la colección. Calígula, Trajano, Adriano, Marco Aurelio y Caracalla entre otros tienen bustos muy realistas en los que basarse. No hay que olvidar que estarán un tanto idealizados por el autor, pero siempre están las despiadadas descripciones de los senadores para dar el contrapunto desagradable...
#3 De Julio César o del Emperador Augusto han aparecido la suficiente cantidad de bustos y esculturas para hacernos una idea muy aproximada de cómo eran su rostro o sus facciones. De hecho la imágen de Julio César se ha vuelto tan conocida, con esa calvicie incipiente y su peinado, que resulta muy extraño que en una peli o documental lo interprete alguien muy distinto (en la serie Roma, por ejemplo, el actor que hace de César no pegaba nada). Los escultores romanos trataban de ponerlos guapos,…  media   » ver todo el comentario
Pues no me parece en general bueno el resultado. Las proporciones son irreales, inhumanas. ¿A César le va a estallar la cabeza y los ojos?
#6 decían que era una calabaza monda
#9 Sus enemigos lo decían, seguramente exageraba algo, a saber cuánto...
#6 No son para nada realistas. Algo me dice que no eran así. Si parecen todos amorfos. Cesar decían que era atractivo, qué tenemos que pensar, qué era solo propaganda. Y el Augusto también es bastante troll. Y ya no digo nada el de Pompeyo que parece un orco.
No sé, algo me dice que no está bien. Siento ser un aguafiestas.
#19 César era atractivo por el poder que tenía. Sus propios hombres le llamaban el putero calvo.
Por cierto, Pompeyo no está.
#6 Habría que verlos en persona, porque en fotos y vídeos depende mucho de la distancia focal utilizada, que puede exagerar mucho las proporciones.
Hiperrealista, la palabra más apropiada en este caso.
¿A alguien más le da 404?
Podría empezar por puntualizar que Julio Cesar nunca fue emperador...
¿Nerón era pelirrojo?
#8 herencia genética de los Enobarbo, familia plebeya de la gens Domicia, de la que formaba parte el padre biológico de Nerón, Cneo Domicio Enobarbo (luego lo adoptó Claudio). Enobarbo significa “barba de bronce”, lo que nos dice que esa familia era peliroja.
#11 Muchas gracias por el dato, la verdad. No tenía ni idea.
A cuál más villano de los 3
De Julio César se sabe que era cabezón, y usaba el mejor perfume para conseguir sexo, su inmensa fortuna y poder
Interesante, aunque la de Julio César no respeta para nada las proporciones de los bustos que he visto por internet. Le ha achatado el cráneo por encima de la frente y se la ha reducido en altura, y el puente de la nariz también es diferente. Curiosamente, es el único caso en que no aparece junto a un busto antiguo para comparar.
Buen momento para recordar que la escultura clásica originalmente tenía color
www.nationalgeographic.com.es/historia/actualidad/la-policromia-de-la-
comentarios cerrados

menéame