edición general
2 meneos
74 clics

Que coman pasteles [OPINION]

Además, una Reina exiliada debería recordar la estrecha frontera entre la miseria y la opulencia. Para información de la ministra, los cruceristas tampoco están a salvo. Todos viajamos en el mismo Titanic.

| etiquetas: reina , cruceros , alimentos , necesitados , caridad , corrupción
comentarios cerrados

menéame