edición general
23 meneos
195 clics

Cacerolas contra aplausos, luchas de banderas y carteles en el ascensor: las riñas entre vecinos afloran en cuarentena

La Policía recoge un aumento de denuncias por ruido y por el uso de zonas comunes, algunas de ellas realizadas por los llamados "justicieros de balcón", y los propietarios condenan el uso del confinamiento para lanzar mensajes de odio o alegatos políticos

| etiquetas: coronavirus , cuarentena , vecinos , conflictividad
"Grupos de whatsapp de comunidades de vecinos"
Siento escalofríos sólo de imaginarme que semejante cosa pueda existir
O como distinguir si tu vecino es voxero o no.
#4 ¿Pero simplemente pasas de aplaudir o en vez de aplaudir sales con la cacerola? Porque de eso está hablando el artículo.
#4 Yo tampoco aplaudía, pero si la voxemia antiespañola dice que es malo, es que es bueno.
#1 Voxemita.
#10 O Vobox?
A mi alrededor todos deben de ser de Vox, porque absolutamente todos están haciendo pirulas para saltarse el confinamiento. Desde prestarse el perro, visitar familiares, ir al súper tres veces seguidas o hacer el subnormal con niños y etc.

No pensé que Abascal tenia tantos adeptos.
#8 En las próximas elecciones va a sacar más votos que Kim Jong Un
Lo de querer boicotear los aplausos de las 8 para imponer tu propia protesta es de una falta de humildad y decencia que no se la he visto a ningún otro sector político, ni al independentista más rabioso al que sí se le podría presuponer un "si los españoles aplauden a las 8, nosotros a las 8:30". No, solo a la extrema derecha que constantemente intenta apropiarse de cualquier símbolo y utilizarlo como arma arrojadiza.
Yo solo salí a aplaudir el primer día, pero ahora volveré ha hacerlo para llevar la contraria a los voxeros.
#15 Estoy de acuerdo, eso sería lo normal, si no fuera porque los voxeros difunden bulos para pedir que la gente no aplauda, (supongo que en su mundo paralelo lo entienden como un apoyo al gobierno) entonces ya me entran ganas.
Lo que me he dado cuenta es que mis vecinos ahora que conozco a alguno más, más voy a mantener la distancia con ellos, hay poquitos sensatos.
Ayer en mi calle solamente salió un despitadillo a aplaudir. Así que es fácil deducir que todos esos entusiastas aplausos acompañados del himno nasioná y extasiados arribaspañas rematados con el novio de la muerte de las ocho de todas las tardes de los dos últimos meses eran perpetrados por impresentables que ahora a la voz de ar de Abash-khan han perdido todo su ardor patriótico.
Ya me olía a mi a rancio a la legua.
comentarios cerrados

menéame