edición general
  1. Parece que el nuevo sistema de gestión de procesos y equipos funciona. Al menos nadie me ha envenenado, ha envenenado a otros compañeros, a venido con katana a la oficina o se ha largado. Ni tan mal.
    Pero esta mañana, en una reunión uno me ha dicho que por qué no consensuamos una cosa. Una cosa que es mi responsabilidad directa y parte de mi cometido como come marrones jefa decidir. Le pregunto si con el anterior pringado en mi puesto consensuaban esas decisiones, me responde que evidentemente no y le pregunto qué le hace pensar que conmigo sí. Pausa larga, incomoda para todos "bueno, ya sabes, el liderazgo femenino..."
    No le he contestado que el liderazgo femenino lo cuelgo de un pino porque no soy rápida con las rimas. Así que le he dicho que puede pensar en mi como Manolo, un señor de Cuenca.
    Hostia con las mierdas y las gilipolleces que hasta la toca me tienen.
  1. @lamonjamellada Solo quería decirte, Manolo, que te has comido una hache :troll:
    Como tienes hambre, puedes empezar a comerte a ese subordinado, así los demás aprenden.
  2. @lamonjamellada Yo me habría hecho la tonta.

    -Es que el liderazgo femenino, ya sabes...
    -No, no sé, explícamelo.


    Y una gran sonrisa de depredador con hambre. Para verle sudar un buen rato.
  3. @lamonjamellada Me has recordado tanto al "Tú a mí no me pongas una mujer por encima, que las mujeres de jefas son todas unas hijas de puta" que escuché en la oficina hace unos años que casi se me ponen los pelos como escarpias.
    1. @Yonseca oh, bueno yo soy muy hija de puta. Pero lo disimulo llevando bizcochos. Y no creo ser hija puta por ser mujer, lo soy porque me han dibujado así...

menéame