edición general
  1. @Ali_en Luego llega un día, porque nos llega a todos, que aparece un bultito en uno mismo o alguien a quien quieres mucho. Entonces entran las prisas por comprar cosas y hacer donativos, y salir en la tele pidiendo más pasta para investigación. Y dedicas los últimos meses de tu famosa vida a luchar por causas solidarias...

    Pero el secreto no tan secreto es que en los laboratorios lo que necesitamos no es que anuncien una mega donación. Necesitamos un goteo constante de financiación. Un caudal estable y generoso que nos permita movernos con margen y antelación. El mejor chisme sin unas manos no valen de nada. Manos sin chisme tampoco. Manos que dedican la mitad del tiempo a poner copas tampoco. Manos que luego se tienen que ir tampoco.
    Necesitamos un pequeño (ya no digo grande) río estable y constante.

    Que todos pasamos por una etapa que somos jóvenes. Pero luego uno mismo, y cada persona que te cruzas ha vivido el drama de perder a alguien que no quería perder. Pero para cuando te das cuenta de que una inyección de pasta no te cura,.. para entonces ya es tarde.

menéame