edición general
  1. @Adson Pues que Dios ha fulminado a un señor esta mañana en la panadería después de que pusiera una carta-bomba en el buzón de correos que hay justo enfrente. La metió en el buzón, gritó allahu-akbar y se fue tan tranquilo a la panadería donde contó un chiste sumamente ofensivo a la gente que hacía cola fuera, y luego se sentó en la terraza del bar de al lado donde perdió el conocimiento y murió.

    La verdad es que yo no estaba allí, pero me lo contó mi padre, que bajó a por tabaco y se encontró a la vecina en el portal, que le dijo que el chico que pide en la puerta del súper pasaba cerca del buzón de correos con un amigo cuando este terrorista se acercaba a dejar su misiva letal.

    Que vamos, que yo no vi nada, pero que fue un castigo divino, seguro.
  1. @Artificio, mira, cartas bomba pase, pero chistes sumamente ofensivos son una línea roja que no habría que traspasar.
    1. @Adson Me enteré luego por la cajera del súper de que era el chiste de @ElPerroSeLlamabaMisTetas pero mi primo el que vive en Malmö me dijo ayer por whatsapp que en realidad era un chiste de leperos.

menéame